Inicio » Feng Shui » Equipo

Lo que hay que evitar en los dormitorios de los niños

¿Cómo ubicar los muebles en la pieza de los niños? ¿Hacia dónde está la cabecera? ¿Qué es un Sha-Chi y por qué hay que evitarlo?

Para tener ambientes más tranquilos y armónicos dentro de la habitación de nuestros niños y evitar a futuro conflictos emocionales y de salud, se sugiere tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

    • Para la ubicación de una cama o de una cuna preste atención a no ubicarla frente a la puerta de entrada de la habitación ni a un pasillo o frente a la puerta de un baño, porque crea cierta inestabilidad al dormir. En el caso que no haya otra posibilidad de ubicar la cama frente a la puerta de acceso, se sugiere colocar un biombo, cortina o mueble alto entre la cama y la puerta.
Dormitorio niños

Foto: Carla Dannemann

La cuna no debe estar frente a la puerta de entrada del dormitorio de los niños.

  • Tampoco es bueno ubicar la cabecera bajo la ventana, por las corrientes de aire, y jamás ponga la cuna o la cama bajo un techo inclinado o donde hayan vigas, ya que se genera una energía aplastante.
  • Tampoco ubique la cabecera en un muro que colinda con un baño, que justo tenga los artefactos sanitarios instalados allí o en el caso que pasen las cañerías de drenaje por dicho muro.
  • No es recomendable ubicar muebles o repisas sobre la cama de los niños ya que generan un Sha-Chi o energía negativa, ya que es un elemento que representa un peso sobre la cabeza del niño, además de generar una constante amenaza a la hora de un temblor. Es mejor ubicarlos en otra pared alejado de la cama.
  • No ubicar muebles cuyo diseño tenga aristas que apunten al niño cuando esté durmiendo, como el caso de veladores y repisas. Estas aristas crean un Sha-Chi o energía inestable para la salud de los niños. Es como tener una flecha apuntándonos directamente mientras dormimos.
  • Evite usar literas o camarotes en los dormitorios, ya que la persona que duerme abajo se ve influenciada por la energía aplastante de la cama de arriba. Es mejor tener camas nido, que logran solucionar el problema, además de ahorrar espacio.
  • No se aconseja tener espejos en las habitaciones, en donde se refleje directamente la cama del niño cuando duerme. Los espejos representan una energía yang o activa que impiden que uno tenga un descanso reparador.

En mis asesorías ha sido un factor común que genera problemas a niños y adultos en cuanto a salud física o mental. Generalmente las personas o niños andan cansados, nerviosos y no logran dormir bien. No es extraño escuchar a mis clientes decir que han dormido increíblemente después que sacaron el espejo de su dormitorio.

Más sobre Feng Shui

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X