El misterio de las 3.33 de la madrugada o la “hora del diablo”: Escalofriantes versiones

Esta hora, llamada “hora maldita” u “hora del tiempo muerto”, ha sido asociada con la manifestación de malignas presencias y la denominada "parálisis del sueño".

Guía de: Fenómenos Paranormales

hora-del-diablo

No son pocas las personas que no sólo se despiertan en las noches, sino que lo hacen a hora muy específica: las 3.33 hrs. de la madrugada, período que la sido llamado por algunos estudiosos de los fenómenos paranormales como “la hora del tiempo muerto” o, lisa y llanamente, “la hora maldita” o “ la hora del diablo”.

La explicación a este extraño fenómeno es bastante difusa, por cuanto son muchas las personas que aseguran sentir a esta hora presencias extrañas junto a ellos mientras duermen, acompañadas de sensaciones físicas como sudoración o una opresión en el pecho, sentimientos de inquietud, nerviosismo, miedo o temor. Algunos expertos han llamado a este fenómeno la “parálisis del sueño” o sensación de no poder moverse, acompañada de una presión intensa en el pecho. Esta parálisis se caracterizaría por la sensación de que “alguien” se sienta en el pecho” o fija sus brazos y piernas en todo nuestro cuerpo. Las “víctimas” de este fenómeno a menudo aseguran que parecen hundirse en su colchón, como si estuvieran siendo abrumados por la entidad que causa la parálisis. Este escenario puede variar, pues la persona a veces puede experimentar sólo la incapacidad para emitir sonidos o mover una parte específica de su cuerpo.

¿Número satánico?

Según algunos estudiosos de lo paranormal, esta extraña hora, analizada numéricamente, puede estar revistada de connotaciones satánicas, ya que corresponde a una cifra que es la mitad exacta de 666, la cifra diabólica por excelencia, según explica la misma Biblia. Otros autores explican que Jesucristo habría muerto a las 15.00 hrs y, cómo los teólogos afirman que el diablo se opone siempre a Dios, burlándose de sus símbolos, pero también imitándolos, las 03.00 AM sería la hora opuesta a la hora en que el Nazareno expiró en la cruz. Así, las 3.33 hrs se transformaría en una especie de portal para que se manifieste todo lo que es ominoso y maligno, es decir, todo lo que intenta desafiar a Dios.

A su vez, otros autores aseguran que la cifra es una alusión al hecho de que Cristo murió a los 33 años y, supuestamente, a las tres de la tarde, formándose con esos datos otro 333 de carácter divino, comúnmente interpretado como una alusión a la Santísima Trinidad, por lo cual el 333 de la hora del diablo sería una especie de burla a la Trinidad de Dios, aludiendo por contrapartida a la Trinidad satánica, conformada por satanás, el anticristo y el falso profeta.

De ese modo, las 3.33 de la madrugada, la hora en que presumiblemente la maldad tiene más fuerza, sería la hora más propicia para que brujos, hechiceros y magos realicen sus ritos (incluyendo algunos días especiales de la semana), y también la hora elegida por algunas personas para realizar invocaciones de magia negra, pactos y otras prácticas satánicas.

La explicación de la ciencia a la hora 3.33

Es llamativo que muchos departamentos de policía de varios países del mundo afirmen que a las 3 de la madrugada y los minutos posteriores es cuando se registran más llamadas de emergencia. Los científicos, por su parte, intentando explicar este extraño fenómeno, se han limitado a señalar que según algunas investigaciones una de las horas en que se verifican más muertes es entre las 03.00 AM y las 05.00 AM, debido supuestamente a que es en este período cuando el cuerpo humano se encuentra más vulnerable y su sistema inmunológico se encuentra más expuesto a la presencia de organismos patógenos extraños. Por ello, no debería extrañar que la mayoría de los enfermos terminales fallezcan a esta hora.

Los más supersticiosos, por lo pronto, insisten en que las 3.33 de la madrugada sería la hora en la que las presencias malignas y ominosas se manifestarían de un modo u otro, develándose la cortina de lo sobrenatural en toda su magnitud, para unir el mundo físico de las personas vivas con las supuestas entidades espirituales que habitan en una dimensión paralela a la nuestra. Despertar súbitamente a esta hora, entonces, representaría nuestro miedo colectivo a la oscuridad y lo desconocido. Y durante ese instante los sentidos de nuestro cuerpo se aguzarían, ya que somos mucho más conscientes de nuestro amenazador entorno, por lo que estaríamos inconscientemente en guardia para preservarnos de peligros ocultos o enemigos potenciales.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X