La maldición de Macbeth: La obra maldita de Shakespeare que todos temen representar

En el interior de los teatros británicos está prohibido decir “Macbeth” porque acarrea supuestamente infortunio y mala suerte.

Guía de: Fenómenos Paranormales

En el mundo del teatro anglosajón perviven varias supersticiones que se remontan a varios siglos atrás, aunque la más famosa, sin duda, es la que dice relación con la famosa maldición de la célebre obra “Macbeth”, que el dramaturgo inglés William Shakespeare escribiera en 1606 y que, en forma de tragedia de cinco actos, relataba una historia de crimen y castigo, entreverada de brujería y elementos sobrenaturales.

La historia se centraba en el general escocés Macbeth, quien, persuadido por las engañosas profecías de tres fatídicas brujas o Hermanas del Destino, decidía asesinar a su monarca, el rey Duncan, para apoderarse de la corona de Escocia. De ese modo, a sabiendas que se entregaba voluntariamente al horror, Macbeth sellaba su terrible destino y se dejaba poseer por el mal que nacía del ansia de poder, creyéndose invencible y eterno.

La-Maldición-de-Macbeth

Hasta el día de hoy, está prohibido pronunciar la palabra “Macbeth” dentro de los teatros británicos, porque es sinónimo de infortunio y mala suerte, por lo que para referirse a esa tragedia se deben utilizar expresiones como “la obra escocesa” o “la obra del bardo”. También se considera de mala suerte referirse a sus dos personajes principales, Macbeth y su esposa, Lady Macbeth, a los cuales hay que llamar el “rey escocés” y la “reina o dama escocesa”, respectivamente. Además, se recomienda no utilizar nunca el vestuario, escenografía o atrezo de la obra, fuera de la representación en escena.

William Shakespeare.

William Shakespeare.

William Shakespeare, al escribirla en 1606, incluyó en su argumento a tres brujas, que marcaban de algún modo el destino de su protagonista. Se cuenta que el genial dramaturgo de Stratford-Upon-Avon investigó el mundo de la brujería en profundidad y que los hechizos que incluyó en el texto, así como los ingredientes que menciona en él (“Lancemos en ella la piel de la víbora, la lana del murciélago amigo de las tinieblas, la lengua del perro, el dardo del escorpion, ojos de lagarto, músculos de rana, alas de lechuza…”, escribió el bardo en la obra) eran los que los empleaban las brujas reales en sus conjuros.

macbeth brujas 2

La leyenda cuenta que las brujas, que por esa época estaban sometidas a una verdadera caza por parte del rey Jaime I (quien unificó las coronas de Escocia e Inglaterra), molestas de que sus demoníacos secretos hubieran sido revelados por una obra teatral, habrían arrojado una maldición sobre la famosa pieza literaria y todo lo que concerniera a ella.

La historia de la maldición de “Macbeth” comenzaría en su propio estreno. Según la leyenda, el actor que debía interpretar a Lady Macbeth (por aquella época el teatro isabelino no permitía actuar a las mujeres) murió acuchillado porque se habían usado dagas reales en vez de cuchillos de utilería, por lo que el propio Shakespeare debió asumir el papel. Por esa época, el rey Jaime I de Inglaterra decidió prohibir la obra durante cinco años debido a los conjuros que incluía.

macbeth bloody-hand-1

Con el paso del tiempo, las representaciones teatrales de “Macbeth”, dándole razón a su leyenda maldita, fueron las más accidentadas. Un actor que intepretaba al rey Duncan en una representación en Amsterdam en el siglo XVII murió al recibir una cuchillada de una daga real, mientras que en 1849, durante la representación de la obra en el Astor Palace de Nueva York, los partidarios de dos actores rivales, Edwin Forrest y William Charles Mcready (que interpretaban la obra en dos producciones distintas), se enfrascaron en una violenta reyerta que causó una veintena de muertos y más de un centenar de heridos.

macbeth poster

En 1947, el actor Harold Norman, que participaba en la representación de “Macbeth” en el Coliseum Theatre en Oldham y que decía no creer en la superstición, falleció al resultar herido mientras representaba una escena de lucha. Ahora se dice que su fantasma aparece en ese lugar todos los días jueves, día de su muerte.

En una producción de 1942, dirigida por el actor y director británico John Gieguld, que tendría muy malas críticas, tres actores (uno de los cuales interpretaba al rey Duncan) y dos de las actrices que interpretaban a las brujas fallecieron misteriosamente, mientras que el diseñador de escena se suicidó. En 1948, la actriz Diana Wynyard, representando a Lady Macbeth y quien también declaró abiertamente que no creía en la maldición, decidió hacer la escena sonámbula con los ojos cerrados para ser más convincente, pero cayó al foso de la orquesta desde una altura de cuatro metros y medio, aunque subió de nuevo al escenario y prosiguió con la representación.

El famoso actor inglés Laurence Olivier representando al rey Macbeth.

El famoso actor inglés Laurence Olivier representando al rey Macbeth.

El legendario actor Laurence Olivier, durante otra representación de la misma obra, una vez estuvo a punto de morir en escena al caer un contrapeso al escenario a escasos centímetros de donde él se encontraba.

En 1953, en un teatro al aire libre de Bermudas, con un reparto encabezado por el famoso actor Charlton Heston, los soldados que asaltaban el castillo de Macbeth debían quemarlo en escena, pero el viento que corrió aquella noche propagó el fuego hasta el escenario y las butacas donde se encontraba el público, por lo que el elenco y los asistentes, algunos de ellos con varias quemaduras, debieron huir despavoridos.

En 1980, en tanto, el prestigioso actor británico Peter O’Toole trató de tomar todas las precauciones necesarias antes de representar “Macbeth”, pero después de sufrir varios incidentes y problemas durante la representación, su actuación sería considerada “desastrosa” por la prensa.

Una de las últimas víctimas de la maldición de “Macbeth” sería el conocido actor shakespeareano Kenneth Branagh, quien durante la representación de “La tragedia escocesa” hirió accidentalmente a un miembro del reparto con una espada, en un teatro de Manchester en el año 2013.

El actor y director británico Kenneth Branagh interpretando al rey escocés Macbeth.

El actor y director británico Kenneth Branagh interpretando al rey escocés Macbeth.

Por lo pronto, hace unos pocos años, para constatar que el temor a la maldición de “Macbeth” se encontraba intacto, en la puerta del Barrymore Theatre, en Nueva York, lugar donde se representaba la trágica obra escrita por William Shakespeare, se puso un cartel en la entrada con la siguiente advertencia: “Usted está a punto de entrar en el Barrymore Theatre. Los productores le ruegan que se abstenga de pronunciar el nombre de la obra que va usted a ver mientas se encuentre entre estas cuatro paredes”.

Macbeth curse1

La compañía teatral inglesa Royal Shakespeare Company, por lo pronto, dispone de un remedio para evitar el infortunio y la mala suerte si algún desprevenido espectador se atreve a pronunciar la prohibida palabra “Macbeth” dentro del teatro: “Salga del teatro, dé tres vueltas, escupa, maldiga y entonces llame a la puerta del teatro para que le permitan entrar de nuevo”. Otros recomiendan que antes de hacer todo esto y entrar de nuevo al teatro, se debe proclamar los siguientes versos: “¡Qué hermosos pensamientos y horas alegres os acompañen!”, que el mismo William Shakespeare escribiera para su obra “El Mercader de Venecia”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios