La siniestra figurilla de bronce que inspiró el demonio de la película “El Exorcista”

Una milenaria y pequeña escultura de bronce encontrada en Irak simbolizaba a Pazuzu, rey de los demonios del viento.

Guía de: Fenómenos Paranormales

En la clásica película de terror “El Exorcista” (1973), durante una excavación arqueológica realizada en Al-Hadar, cerca de Nínive, en Irak, el exorcista y arqueólogo padre Lankester Merrin (interpretado por el actor escandinavo Max von Sydow) encuentra un amuleto semejante a una estatua de Pazuzu, el rey de los demonios del viento, hijo del dios Hanbi en la mitología sumeria, asiria y acadia, un demonio a quien el mismo padre Merrin había expulsado de una persona poseída tiempo atrás.

EHuxT1LWwAAKNkm

La figura infernal que aparece en la película “El Exorcista” no fue una creación imaginaria sino que se basó en una figurilla de bronce neoasiria del demonio Pazuzu, datada aproximadamente entre los siglos VIII a.C. y VII a.C. (período comprendido entre los años 800 a.C. y 601 a.C.), perteneciente al arte mesopotámico y que se encontró en los desérticos parajes de Irak hace más de un siglo y medio, aunque el año y el lugar exacto de su hallazgo es desconocido.

The-Exorcist-The-Robot´s-Pajamas-1024x540

Esta figura fabricada en bronce, considerada una de las obras de arte elaboradas en bronce más importantes dentro del arte asirio, es una escultura de bulto redondo con una altura de 14,5 cms. asentada sobre un pequeño pedestal rectangular que representa al demonio Pazuzu, rey de los demonios del viento que representaba el viento del suroeste y también era el portador de la peste, las plagas, el delirio y la fiebre.

La figura está representada en posición de pie y como una combinación de diferentes partes tanto animales como humanas, pues presenta el cuerpo de un hombre desnudo, la cabeza de un león con una expresión maligna, dos pares de alas, una cola de un escorpión y los pies como garras de águila (la pierna izquierda con las garras como pies se encuentra ligeramente en posición adelantada, mientras que la pierna derecha y la garra está ligeramente retrasada).

PazuzuDemonAssyria1stMilleniumBCE

La palma de la mano derecha de la figura, en tanto, se encuentra levantada hacia arriba, mientras que la mano izquierda está representada hacia abajo, pues en la cultura y tradición asiria la posición de las manos simboliza la creación y la destrucción, es decir, constituye una alegoría a la vida y la muerte.

En la parte posterior de la pequeña estatua se puede apreciar una inquietante inscripción, cuya tradición aproximada sería la siguiente: “Soy Pazuzu, hijo de Hanbi / el rey de los demonios malignos de Lilu / (demonios del viento), / la poderosa montaña tembló, / yo mismo ascendí. / Los vientos bajo los cuales / seguí su dirección hacia el oeste. / De forma individual rompí sus alas.”

o-exorcista-review-02

Según los demonólogos, la funcionalidad de esta pequeña escultura de 14.5 cms. de altura podría haber tenido el propósito de ser usada como un amuleto protector, puesto que en la parte superior de la cabeza se puede distinguir un gancho o argolla, para pasar un cordón o una cuerda. De acuerdo a las prácticas y creencias religiosas asirias, que representaban a Pazuzu como una tríada de demonios, estos amuletos eran suspendidos a la cabecera de las mujeres embarazadas con la finalidad de protegerlas.

En el año 1872 esta figurilla infernal pasó a formar parte de la colección de arte del famoso Museo del Louvre de París. Hoy se encuentra en una de las salas del ala Richelieu, dentro del departamento de antigüedades orientales.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios