La terrorífica señal de las 4 lunas de sangre: ¿Comenzará la tercera guerra mundial el 2015?

En el año 2014-2015, se producirán cuatro eclipses lunares totales en que la luna se torna de color rojo, lo que sería el preludio de una conflagración mundial de ribetes apocalípticos.

Guía de: Fenómenos Paranormales

En el año 2014 se verificó un acontecimiento astronómico de connotaciones bastantes peculiares: se produjeron, coincidiendo con dos fiestas religiosas judías, dos eclipses lunares totales, como resultado de un perfecto alineamiento del Sol, la Luna y la Tierra, lo cual provocó que la luna adquiriera un color rojizo. Y este año fueron anunciados otros dos eclipses lunares totales más, configurando lo que algunos autores han llamado la “tétrada de las lunas de sangre”: la tercera luna de sangre se produjo el pasado 4 de abril de 2015, fecha en la cual los judíos iniciaban su Pesaj y los cristianos celebraban el Sábado Santo. La cuarta luna roja, en tanto, fue anunciada para el 28 de septiembre de 2015, concordando con la fiesta de los Tabernáculos (tal como ocurrió en el año 2014). En el período intermedio, en tanto, se anunció un eclipse solar que coincidió con el inicio del año judío, lo que convierte a este hecho en un evento particularmente excepcional.

Lo anterior no pasaría de ser una gran coincidencia si no fuera porque varios autores han postulado que cada vez que hay una coincidencia de lunas rojas con fiestas judías han sucedido acontecimientos históricos de importancia para Israel y para la Iglesia. El periodista y conferencista Alberto Villasana, por ejemplo, precisó que todo hace indicar que, de acuerdo a las Sagradas Escrituras, después de la cuarta y última luna de sangre se producirá un gran conflicto bélico en el Medio Oriente, lo que será la antesala de una conflagración de alcances mundiales. Posteriormente, debería ocurrir el denominado “Rapto o Arrebato de los Santos”, un acontecimiento celestial que será resultado de una intervención divina selectiva y que tiene el doble propósito de premiar la virtud de quienes fueron fieles a Cristo y a su doctrina, y de evitarles la purificación de la Gran Tribulación o “Día del Señor”.

“Proféticamente hablando, el año 2015 es muy significativo. Los acontecimientos predichos en las Sagradas Escrituras y que yacen en el futuro próximo, seguramente hacia el final de las lunas tétradas son, además del llamado “Rapto de los Santos”, el ataque militar contra Siria, instigado por Israel, predicho en Isaías, 17, y la respuesta a esta agresión, una gran guerra en la que Rusia y los países árabes atacarán simultáneamente a Israel, que está escrito en Ezequiel 38, lo que equivaldrá a una Tercera Guerra Mundial. Es de esperar que esto suceda en el 2015 o inicios de 2016, por los hechos que ya estamos viviendo y que constituyen la “pre-tribulación” ”

luna-1

Según detalló Villasana, esta inminente guerra mundial anunciada por el profeta Ezequiel estará jalonada por el “Día del Señor” (conjunto de juicios por los cuales la humanidad será purificada) y el sexto sello del Apocalipsis, que se refiere a la ocurrencia de “un gran terremoto”. Villasana agrega que el fenómeno de las lunas rojas es descrito en las escrituras tanto en Joel, 3, 4 (“El sol se cambiará en tinieblas y la luna en sangre, antes de la venida del Día de Yahveh, grande y terrible”) y Apocalipsis 6, 12 (“Y seguí viendo. Cuando abrió el sexto sello se produjo un violento terremoto: y el sol se puso negro como un paño de crin, y la luna toda como sangre”). “La luna en sangre del sexto sello, que pudiera corresponder a alguna de las lunas tétradas del 2015, ya sea la de abril o septiembre, se identifica sin duda alguna con la luna roja de Joel que debe “preceder” al Día del Señor. La cercanía de ambas cosas, el Arrebato de los santos y la apertura del sexto sello, será fácilmente previsible por un signo claro que Jesucristo ya anunció: el incremento de las amenazas de guerra ( “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino” Mt 24, 7).

Es el mismo orden que se observa en el Apocalipsis en el segundo sello, el que corresponde al caballo rojo o bermejo, el de la guerra: “Entonces salió otro caballo, rojo: al que lo montaba se le concedió quitar de la Tierra la paz para que se degollaran unos a otros: se le dio una espada grande” (Ap 6, 4). Sólo después aparecen el tercer caballo del hambre, y el cuarto de las pestes que, por otro lado, normalmente son las consecuencias lógicas de las guerras. Por ello hay que estar muy atentos a los acontecimientos que involucrarán a la nación de Rusia y de Israel, de gran significado escriturístico, durante este año 2015. La fiesta judía de las Trompetas que anuncia el Día del Señor (Rosh Hashana), que se celebra en el mes de septiembre o en octubre y fue instituido por Dios para que los judíos inauguraran el año nuevo judio y conmemoraran el día de reposo con un toque de trompetas. adquiere en este caso un sentido pleno cristiano de gran optimismo y esperanza. Las trompetas anuncian el Retorno de Jesucristo y, si bien conllevan el tema de la guerra previa, la persecución cristiana y las catástrofes globales y cósmicas, están para anunciar la llegada inminente de Cristo como Rey universal, así como el triunfo de sus seguidores que lograron serle fieles”.

luna-2

“Un evento que va a cambiar la historia”

Las posibles implicancias catastróficas de la “tétrada de las lunas de sangre” han llamado la atención de religiosos de todos los credos. El pastor John Hagee, por ejemplo, fundador de la iglesia protestante Cornerstone en San Antonio (estado de Texas), realizó una exhaustiva investigación sobre este fenómeno, lanzando incluso un libro, titulado ‘Las cuatro lunas de sangre’. Y los resultados de sus pesquisas no fueron precisamente alentadores.

Hagee afirma que este inusual fenómeno astronómico anuncia “un gran evento que va a cambiar la historia y que tendrá lugar entre abril de 2014 y octubre de 2015”. Y, tal como se mencionó anteriormente, cada eclipse ocurrirá en una fecha religiosa significativa: el 15 de abril de 2014 y el 4 de abril de 2015 será la festividad judía Pésaj, mientras que el 8 de octubre de 2014 y el 28 de septiembre de 2015 es la Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot).

Según el pastor de Texas, el hecho de que las “cuatro lunas de sangre” caigan en esas fechas “es algo que tiene que ser algo más que una coincidencia porque todas las ‘lunas de sangre’ que tuvieron lugar en los últimos 500 años coincidieron con eventos sumamente importantes para el pueblo judío. Así, en 1492 los judíos fueron expulsados de España, en 1948 fue proclamado el Estado de Israel y se produjo la Guerra de la Independencia, y en 1967 se inició la Guerra de los Seis Días en la que Israel luchó contra las naciones árabes y reconquistó Jerusalén como parte de su territorio, Entonces, es bastante claro que un gran evento está por producirse”.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X