Las aterradoras profecías de Nostradamus para 2018: Augurios que podrían sacudir al mundo

Predicciones relacionadas con complejos temas políticos y sociales, así como con desastres naturales. Esto dicen quienes interpretan su obra.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Como todos los años, los estudiosos de las profecías del mítico vidente francés Michel de Nostradamus (1503-1566) –como los miembros de “La Sociedad Nostradamus de América”- publicaron una serie de aterradores vaticinios que el médico y astrólogo francés de origen judío escribió hace más de 400 años en sus famosas cuartetas -agrupadas en centurias- y que se podrían cumplir en el presente año 2018. Estas profecías, por descontado, estarían relacionados con temas políticos y sociales, así como con desastres naturales que podrían afectar a millones de personas en todo el mundo.

profecías de Nostradamus

Las profecías de Nostradamus para 2018 generan preocupación.

Hay que consignar, por supuesto, que como Michel de Nostradamus temía ser perseguido por hereje por la Inquisición, escribió sus cuartetas en forma extremadamente críptica, intercalando palabras griegas y latinas y con omisiones de palabras clarificadoras que tal vez servían para respetar la métrica de la poesía. Sus vaticinios, además, son pródigos en metáforas, frases enigmáticas y anagramas, con alusiones y autorreferencia a otras partes de la profecía.

profecías de Nostradamus

De todos modos, los estudiosos de su obra, pese a la oscuridad de sus cuartetas proféticas, piensan que varias profecías del sabio francés se podrían cumplir este año 2018, profecías que estarían relacionadas con terremotos, cura de enfermedades, Corea del Norte, Estados Unidos y su presidente, Donald Trump, así como el Papa Francisco.

Terremoto y erupción

Michel de Nostradamus escribió en una de sus cuartetas: “Sol veinte de Tauro tan fuerte tierra tiembla./ El gran teatro repleto arruinará./ El aire, cielo y tierra, oscurecidos y perturbados,/ cuando al infiel, Dios y santos, arrollarán”. Según los estudiosos, este fragmento haría referencia a un supuesto terremoto que tendría lugar en Estados Unidos. La catástrofe, que se cree sería provocada por la falla de San Andrés, ocurriría quizás en el mes de mayo, pues el signo zodiacal de Tauro comienza el 21 de abril, y a partir de esa fecha habría que contar 20 días, dando como resultado el fatídico día 11 de mayo.

profecías de Nostradamus

Imagen ilustrativa.

Este profecía, por cierto, no es para nada antojadiza. De acuerdo con numerosos geólogos y expertos en sismología, el terremoto que pulverizó San Francisco en 1906 podría repetirse con mayor intensidad en fechas próximas. La Asociación Americana de Geofísica, de hecho, analizando los últimos movimientos sísmicos en la falla de San Andrés, afirmó que hay demasiada energía almacenada —consecuencia de la unión de la Placa Norteamericana y la Placa del Pacífico—, la cual podría liberarse de manera impredecible en un momento repentino.

profecías de Nostradamus

Falla de San Andrés.

Según simulaciones de la Agencia Geológica estadounidense, un terremoto de 8,2 grados en la punta sur de la falla San Andrés –el llamado “big one”, el terremoto grande esperado por los sismólogos en el corto plazo- causaría un temblor de unos dos minutos, matando al menos a un millón de personas, hiriendo a otras 50 mil y causando daños por más de 200 mil millones de dólares.

Otros exégetas de las obras del astrólogo galo creen que Nostradamus también habría predicho una nueva erupción del volcán Vesubio, en Italia, la cual también provocaría una pérdida enorme de vidas humanas.

La muerte del Papa Francisco

Una de las profecías más comentadas en los últimos años se relaciona con el Papa Francisco I, el primer Papa no europeo en toda la historia, el primer jesuita en ser elegido como Sumo Pontífice, el primero en elegir el nombre papal como Francisco y el primer papa nombrado tras una abdicación en seis siglos.

profecías de Nostradamus

En la décima centuria de Nostradamus, publicada en el año 1568, se lee lo siguiente: “Clero Romano el año mil seiscientos y nueve,/ en la cumbre del año se hará elección:/ De un gris y negro de la Compañía salido,/ que nunca fue tan maligno”. Algunos han interpretado que un “rey negro” en el trono del Vaticano sería el último antes de que el mundo sucumba frente al Apocalipsis: “Al principio habrá enfermedades mortales como advertencia; luego habrá plagas, morirán muchos animales, habrá catástrofes, cambios climáticos y finalmente empezarán las guerras e invasiones del rey negro”. Esta profecía fue actualizada por los expertos debido al origen de Francisco I, de nombre secular Jorge Mario Bergoglio, pues el Papa, como ya se mencionó, es miembro de la Compañía de Jesús, más conocidos en el mundo como Jesuitas. Y desde los siglos XVI y XVII se ha conocido al Padre General de esta orden religiosa como el papa negro, debido al color de las sobrias sotanas que visten todos sus miembros, en contraste con la vestimenta blanca del Papa.

La famosa profecía de San Malaquías de los papas sostiene, por su parte, que el último Papa antes “del final de los tiempos” será el número 112 desde Celestino II, en el siglo XII, bajo cuyo mandato “la ciudad de las siete colinas será destruida”. Y el actual es el papa número 112 desde la época anunciada por el profeta. En los manuscritos de Malaquías, la ciudad de las siete colinas no es otra que Roma, por lo que muchos vinculan la asunción de Francisco con el final de la Iglesia Católica y, otros, con el fin de la humanidad. San Malaquías escribió textualmente que “en la persecución final de la Santa Iglesia Romana, no se sentará Pedro el Romano, quien pastar a sus ovejas en muchas tribulaciones, y cuando se acaban estas cosas, la ciudad de las siete colinas será destruida y el juez terrible juzgará a su pueblo. El fin.”

Según los estudiosos de estos textos, el Papa Francisco sería el último líder de la Iglesia Católica, lo que implicaría su muerte inminente. Hay que consignar que en agosto de 2014, el propio Sumo Pontífice hizo unas desconcertantes e inquietantes declaraciones afirmando que le quedaban “dos o tres años de vida”. “Intento pensar en mis pecados, en mis errores, para no enorgullecerme, porque sé que durará poco tiempo. Dos o tres años. Y después, ¡a la Casa del Padre!”, dijo el Papa Francisco en su momento a la agencia AFP.

Guerras y Tercera Guerra Mundial

Otra de las predicciones tendría qué ver con el papel de Estados Unidos en la política mundial como consecuencia de la ascensión de Donald Trump al poder. Nostradamus pronosticó una “escleroris de superpotencia” que, se cree, sería provocada por la corrupción política y las crecientes desigualdades sociales en ese país norteamericano.

profecías de Nostradamus

El astrólogo francés, que en sus profecías habla de “una ciudad desmayada de miedo”, habría predicho que un líder político –“el gran aullador, sinverguenza y audaz”, tal como lo define en la cuarteta 81 de la Centuria III- desencadenaría una nueva guerra mundial que duraría 27 años. “Entrará villano, amenazador infame./ Tiranizando la Mesopotamia./ Todos amigos de adulteria dama,/ Tierra horrible, negra fisonomía”, escribe Nostradamus en una profecía que, supuestamente, podría hacer referencia al presidente de Estados Unidos Donald Trump, el magnate de la construcción que actualmente ocupa la Casa Blanca. Nostradamus, en otra de sus cuartetas, también habla de “la trompeta falsa, que oculta la locura hará que Bizancio cambie su legislación o leyes” (“Trumpet”, palabra muy parecida a Trump, en inglés significa “trompeta”).

profecías de Nostradamus

Inicialmente, los expertos aventuraban que este probable conflicto mundial involucraría, además de Estados Unidos, a Rusia y China, aunque en los últimos meses también se ha añadido el nombre de Corea del Norte, nación que actualmente mantiene fuertes tensiones nucleares con Washington. Aunque algunos asocian esta visión con el inicio de la Tercera Guerra Mundial, también se cree que este conflicto podría tener lugar en Medio Oriente, o incluso en la convulsionada Venezuela. Aquí también entraría en juego el papel del grupo yihadista Estado Islámico (EI) y del terrorismo alrededor del mundo.

Cura de enfermedades

Como no todo podía ser negro y desesperanzador, algunos investigadores de la obra de Nostradamus, finalmente, creen que el año 2018 también podría suponer el descubrimiento de curas para varias enfermedades, gracias a importantes avances en la medicina. Se cree que la tecnología permitiría erradicar algunos tipos de cánceres o incluso enfermedades incurables como el sida.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X