“Las piedras del hambre”: Las profecías escritas en rocas que dejó al descubierto la sequía en Europa

"El que una vez me vio, lloró. El que me vea ahora llorará", se puede leer en las rocas ubicadas en Alemania y República Checa.

Guía de: Fenómenos Paranormales

Los antiguos habitantes de las zonas aledañas a los ríos Elba, Rin, Mosel, el Mündesee o el Weser, ubicados en la actual Alemania y la República Checa, dejaron para la posteridad las denominadas “piedras del hambre” (“Hungerstein”, en alemán), rocas ubicadas en los lechos de los ríos que sólo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos y en las que fueron esculpidas una serie de inquietantes mensajes, advertencias para las generaciones futuras presagiando períodos de sequía, miseria, hambre y privación.

europa-piedras-del-hambre-1200x720

La actual sequía que afecta a Europa central, una de las manifestaciones más patente del cambio climático que ha hecho bajar los niveles de las aguas de los ríos a sus mínimos históricos, ha dejado al descubierto muchas de estas “piedras del hambre”, sobre todo en algunos ríos específicos del norte de Europa como el Elba, torrente que nace en la República Checa y fluye a través de Alemania hacia el Mar del Norte. La inscripción más antigua encontrada en la cuenca del río Elba data de 1616 y está escrita en alemán.

450_1000

En la confluencia de los ríos Elba y Ploučnice, al norte de la República Checa y muy cerca de la frontera con Alemania, se encuentra la ciudad de Děčín, lugar donde se encuentra una de las más famosas “piedras del hambre”, en cuya superficie está inscrita la siguiente inscripción escrita en alemán: “Wenn du mich siehst, dann weine” (“Si me ves, llora”).

piedras-hambre-si-mes-ves-lllora-portada

En otra de las rocas talladas se puede leer la frase “La vida volverá a florecer una vez que esta piedra desaparezca”, mientras que otra augura: “El que una vez me vio, lloró. El que me vea ahora llorará”. Otra “piedra del hambre”, en tanto, recuerda una fecha en concreto: “Si vuelves a ver esta piedra, llorarás. Así de superficial fue el agua en el año 1417″.

Según un estudio llevado a cabo en 2013 por un equipo checo, en casi todas las “piedras del hambre” que se han encontrado se puede apreciar que sus habitantes cincelaron en la superficie de las rocas las fechas de severas sequías: 1417, 1616, 1707, 1746, 1790, 1800, 1811, 1830, 1842, 1868, 1892 y 1893, todos años marcados por la sequía y el hambre entre la población.

Piedras-del-hambre-2

Y es que en el pasado, que el agua de los ríos llegara a esos niveles tan bajos significaba pobreza y carencia para muchas ciudades europeas por una relación lógica y causal: La sequía provocaba la inmediata ruina en los cultivos, pero también cortaba las vías fluviales por las que llegaban alimentos, suministros de todo tipo y carbón para cocinar, amenazando el sustento de las familias que vivían a lo largo de la ribera de los torrentes, provocando finalmente una situación de hambruna y privación.

Más sobre Fenómenos Paranormales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios