Inicio » Finanzas Aplicadas » Equipo

Cómo gestionar un crédito para una empresa

Se debe contar con información contable y financiera ordenada. La claridad de los datos ser acompañada por un buen interlocutor. Conozca aquí otros aspectos clave para tener en cuenta.

Pedir o renovar un crédito siempre exige cumplir con un cierto nivel de rigurosidad. Esto no es para menos si consideramos que la primera impresión en estos casos puede ser determinante para una operación exitosa.

Créditos

Foto: El Mercurio

La empresa debe reunir todos sus antecedentes y ordenarlos bien antes de presentarse en un banco a pedir un crédito.

En este aspecto, es muy apropiado que la empresa se presente ante la institución financiera con una carpeta ordenada, que incluya no solamente los antecedentes de la historia y conformación de la compañía, sino también sus estados financieros y proyecciones tanto de la actual situación como los que ésta tendrá después del eventual préstamo.

Previo a la presentación ante la entidad financiera se debe contar eso sí con información contable y financiera ordenada en la empresa. La claridad de dicha información debe ser acompañada, asimismo, por un buen interlocutor,  aconsejándose que la persona que solicite y negocie el crédito en nombre de la empresa tenga conocimientos y experiencia en el tema para poder interactuar ante las preguntas que el banco le hará.

Otra opción es confiar en los servicios de un asesor financiero para enfrentar mejor el proceso. Si bien la inversión que ello implica puede resultar una barrera para algunas empresas, uno de los esquemas de pago que pueden utilizar estas unidades es pagar un valor fijo a la consultora por la gestión con el incentivo de que si ésta es exitosa el pago final puede mejorar mediante un honorario a éxito.

Claridad respecto de los recursos

Uno de los temas críticos a considerar al momento de enfrentar el crédito es tener claridad y precisión respecto del uso de los recursos requeridos, así como los efectos de la inversión futura sobre los resultados en la empresa. Es relevante en este sentido demostrar, por ejemplo, que el préstamo no será utilizado para gastos personales de los socios de la empresa.

También suele ser un punto a favor en la gestión crediticia manifestar interés de establecer una relación de más largo plazo con el banco, mediante la utilización de otros productos, como cuentas corrientes particulares para los socios u otros asociados al crédito, que resultan beneficiosos para el empresario, porque le permiten obtener un trato preferencial que incluso se puede traducir en las tasas de interés.

La historia de la empresa es muy relevante para la evaluación, de modo que es recomendable que entre los papeles que se presentarán al banco estén contemplados contratos con empresas a las cuales se le prestan servicios y cartas de recomendaciones de aquellas con las que ya ha trabajado.

Crédtios

Foto: El Mercurio

Lo primero que una empresa debe hacer si proyecta problemas para pagar sus compromisos es acercarse a sus acreedores.

De manera análoga, las entidades bancarias también se fijan en los antecedentes de los socios de la firma. De ahí que sea importante que tengan buenos antecedentes comerciales y declarar si la empresa tiene otras operaciones o servicios relacionados con ellos.

En el caso que la empresa esté comenzando y no tenga una historia que la respalde, los socios deben sustentar y avalar la proyección de su empresa en el “currículo” que ésta posea en el sector en que participará y demuestre su compromiso traducido en capital invertido en la futura firma y en las garantías que se presenten.

Uno de los principales errores que cometen las empresas al momento de verse enfrentadas a dificultades de pago en los créditos es no acercarse a su acreedor Frente a una situación complicada, las compañías tienen que adoptar una actitud más comprometida, explicando oportunamente los problemas que se tienen y sus posibles soluciones. El banco valora mucho la actitud transparente y que los socios den la cara.

Finalmente, siempre es necesario hacer competir a las instituciones financieras, para lo cual es adecuado cotizar entre distintos bancos, tomando como referencia un mismo monto y número de cuotas, para elegir la menor cuota mensual posible.

Más sobre Finanzas Aplicadas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X