Inicio » Finanzas Aplicadas » Equipo

Competencia entre bancos y movilidad

Existen una serie de trabas y restricciones para los clientes de bancos que quieren optar por una u otra entidad. Todas atentan contra la competencia bancaria y requieren una pronta mirada que mejore las condiciones vigentes.

Una de las prioridades para las actuales autoridades políticas y económicas debiese ser promover un mayor nivel de competencia de nuestro sector bancario. En efecto, está claro que en ciertos segmentos de la industria financiera local existe una falta de competencia entre bancos, tal como ocurre en los créditos hipotecarios y en los créditos comerciales para pequeñas y medianas empresas.

Competencia bancos

Foto: El Mercurio

TransBank es el único operador y único adquirente de tarjetas bancarias en Chile.

Asimismo, falta competencia en otros negocios bancarios, tales como los seguros ligados al crédito, en donde existe una venta atada de facto, y en el segmento de las tarjetas de crédito y débito, a través de la empresa TransBank, la cual cumple el rol de único operador y único adquirente de tarjetas bancarias.

Parte de lo anteriormente señalado estaría siendo teóricamente abordado por las normas acerca de las ventas atadas y conjuntas, así como el Sernac Financiero que está promoviendo el Gobierno. Sin embargo, estos temas son la punta del iceberg del problema de fondo.

En efecto, actualmente muchos de los clientes bancarios se encuentran “cautivos” de los bancos debido a las trabas existentes para que los primeros tengan una amplia movilidad. Esto es particularmente cierto cuando existen garantías comprometidas, dado que liberarlas de un determinado banco es un proceso caro en términos monetarios y del tiempo involucrado. Es más, el tema de las ventas atadas o conjuntas pierde bastante relevancia si los costos de cambiarse de un banco a otro cayeran significativamente.

Dentro las soluciones para mejorar la competencia entre bancos que se han discutido está la introducción de la “portabilidad” de operaciones hipotecarias de modo que sea más sencillo moverse de banco, en donde el Gobierno está evaluando la creación de un sistema centralizado que reconozca las garantías como un instrumento valorizado y que permita traspasarlas a otro banco.

Central de garantías

Esto significa crear una central de garantías, con lo que éstas se pueden mantener para todo el sistema y, en definitiva, se protege al cliente en términos de darle mayor movilidad entre bancos y disminuir el cautiverio en el que algunos están sometidos por parte del banco acreedor.

Lo que a mi juicio falta en relación a este aspecto es que, dado que se requiere un debate profundo para agilizar la competencia entre bancos, las autoridades económicas y el sector político coloquen más fuerza y velocidad a fin de que se logre sacar un buen proyecto en un tiempo razonable.

Competencia bancos

Foto: El Mercurio

El Gobierno está discutiendo la forma de implementar un sistema de “portabilidad” de operaciones hipotecarias.

Otro aspecto al que aparentemente no se le ha otorgado la suficiente importancia está relacionado con la segunda hipoteca de garantía general que los bancos solicitan para garantizar otras operaciones crediticias que los deudores posean con dicha institución, con la consiguiente dificultad para que el cliente pueda moverse entre distintos bancos.

Es por esto que la autoridad estableció recientemente que en los créditos hipotecarios, la cláusula de garantía general debe ser siempre opcional para el cliente que se interese en caucionar otras obligaciones, por lo que el banco no podrá incluir en el mutuo otras hipotecas que no sea la que cauciona el crédito que se contrata, salvo expresa solicitud del deudor.

Ante esta disposición cabe preguntarse si en la práctica se está rigurosa y transparentemente aplicando y, de ser así, qué posibilidad real tienen los deudores de negar dicho consentimiento. La respuesta muy probablemente es negativa, por lo que sería un caso de condición atada al crédito hipotecario.

En resumen, existen ciertos aspectos relacionados con la actual operatoria que definitivamente requieren de una acabada, pero ágil discusión, los que, de ser modificados o fiscalizados adecuadamente, permitirían lograr un importante salto en las condiciones competitivas del sector bancario local.

Más sobre Finanzas Aplicadas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X