Inicio » Finanzas Aplicadas » Equipo

Información comercial y mal uso de los datos

Por años se ha hecho mal uso de las conclusiones del llamado predictor, desinformación absolutamente disponible para cualquiera que quiera acceder a ella.

Desde hace un tiempo a la fecha, actores tanto del mundo político como del ámbito académico han hecho públicos llamados para aumentar y mejorar la cantidad de información comercial de las personas bajo la lógica de que a mayor volumen de información disponible, mejor capacidad para la toma de decisiones en materia crediticia.

En esta línea, parlamentarios y autoridades de la administración anterior abordaron con fuerza este tema, presentando diversos proyectos de ley y haciendo grandes llamados a aumentar y mejorar tanto la cantidad como la calidad de la información comercial de las personas, haciendo eco de los argumentos que la banca y los buró de crédito hacían al respecto. ¿La supuesta hipótesis para hacer algo así? En Chile hay poca información y que esta situación podría llegar a afectar incluso la estabilidad misma del sistema financiero en general.

Sin embargo, el reciente fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago, que obligó a Equifax a dejar de informar a través de su predictor de riesgo, sumado a la decisión voluntaria de esta empresa de eliminar las consultas del RUT como uno de los parámetros de evaluación de las personas demuestra lo débil de la lógica antes descrita.

Información Comercial

Foto: El Mercurio

Por años las personas han usado mal el predictor. Por eso es importante informarse antes de actuar y utilizar bien los datos disponibles.

En efecto, esta situación deja en evidencia el mal uso que por años se ha hecho con las conclusiones del llamado predictor, desinformación absolutamente disponible para cualquiera que quisiera acceder a ella. Bajo este erróneo concepto bastaba con que una persona operara con diversas instituciones financieras para que tuviese un bajo puntaje por este factor, aunque hubiese tenido un comportamiento crediticio impecable.

Luego esta herramienta, considerada por diversos actores como fundamental a la hora de conocer el perfil de una persona o empresa, ha de seguro llevado en muchas ocasiones a la toma de decisiones incorrectas que, a la larga, han tenido un efecto nocivo, dañando desde el ámbito propiamente comercial hasta otros infinitamente más sensibles, como lo son el ingreso a un empleo o la postulación de un hijo al colegio.

De esta manera, es válido preguntarse cuál es la verdad al momento de enfrentar el tema, si el lobby de las empresas que buscan convencernos que más es mejor o la constatación del hecho que hay datos que perfectamente se pueden eliminar sin generar efectos colaterales al sistema en general. Además, está presente la falacia que las instituciones podrán necesariamente, disponiendo de toda la información de manera consolidada, otorgarle mejores condiciones a las personas y empresas producto de esta situación.

No nos confundamos, nuestro país cuenta con excelentes niveles, tanto de cantidad como de calidad, de la información comercial disponible para la evaluación de créditos. Es más, de acuerdo a diversos estudios internacionales, Chile promedia una mejor calificación en esta materia que incluso varios países de la OCDE.

Por este motivo, el camino por recorrer y la oportunidad que se nos presentan frente a esta materia pasan principalmente por avanzar en la generación de instancias que permitan proteger de manera eficaz los datos de las personas y exigir a los buró de crédito empezar a hacer un mejor uso de los datos disponible antes de incendiar la pradera pidiendo más información de las personas.

Más sobre Finanzas Aplicadas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X