Inicio » Finanzas Aplicadas » Equipo

La Polar y regulación de prácticas de empresas

La regulación falla cuando no es útil para los fines que fue creada. En el caso de la normativa financiera y de valores, lo que se busca es resguardar la fe pública y la estabilidad del mercado en cuestión. ¿Qué falló aquí?

A raíz de lo que lamentablemente seguimos presenciando en el caso La Polar estamos no sólo frente a una situación muy compleja desde el punto de vista financiero y comercial, sino que también desde el punto de vista del ejemplo de cómo (no) asumir las responsabilidades asociadas a un cargo o labor que una persona o institución ha recibido por parte de una empresa de las características del alicaído retailer.

En este sentido, declaraciones como las realizadas el fin de semana por la persona que por una década fue el gerente general y luego Presidente de la compañía, señalando su total desconocimiento y que nunca habría transado acciones no solamente parecen inverosímiles, sino que también, por lo aparecido en otros medios en los últimos días, no correspondería a la realidad. Demás está decir su declaración con respecto a su tranquilidad de conciencia.

La Polar

Foto: Héctor Flores, El Mercurio

El escándalo de La Polar reflotó la vieja discusión sobre la regulación del mercado.

Otro caso es el de los directores antiguos de la empresa, quienes dicen jamás haber sabido absolutamente nada de todo lo acontecido en la empresa. Lamentable, toda vez que se supone tienen que velar acuciosamente por el interés de todos los accionistas de una compañía.

Otras fallas dicen relación con la falta de diligencia aplicada por la empresa auditora de La Polar, la que tendría que haber revisado rigurosamente lo que se supone es el gran activo de una empresa de este tipo: su cartera de créditos.

Todo lo anterior, unido a las aristas propias de un delito con cara de estafa, no ha hecho sino que reflotar la interminable discusión con respecto a los niveles y sofisticación de la regulación en nuestro mercado.

En este sentido, la regulación falla cuando no es útil para los fines que fue creada. En el caso de la normativa financiera y de valores, lo que se busca es resguardar la fe pública y la estabilidad del mercado en cuestión. ¿Cuáles habrían sido las fallas al respecto?.

Una de las fallas dice relación con la prevención de los conflictos de interés, en este caso debido a que los ejecutivos habrían inflado estados financieros para obtener ganancias relevantes por la compra y venta de acciones de la empresa.

Otra falla está asociada a la forma de revelación de la información, dado que se han generado importantes asimetrías de información por un tiempo prolongado.

Otro aspecto a considerar tiene que ver con los gobiernos corporativos, dada la complejidad y dinámica de la operación de una empresa como La Polar, lo que habría impedido una adecuada calidad en la supervisión.

Finalmente, la actual estructura de los entes reguladores no sería la más apropiada, dado que actualmente está basada en esquemas sectoriales, lo que facilita comportamientos oportunistas como los que han sido revelados recientemente.

En resumen, estamos frente a un caso de grave origen y consecuencias insospechadas, por lo que los inversionistas directos e indirectos que hemos visto el sorprendente desarrollo de este caso esperamos que de una vez por todas los responsables de esta debacle sean capaces de dar cuenta y hacerse cargo de sus respectivas responsabilidades, lo que se entiende como accountability en inglés. De lo demás tendrá que hacerse cargo la justicia, que esperamos actúe con la mayor de la rigurosidad y oportunidad a fin de que no quede ninguna sospecha de impunidad.

Al final del día, la fe pública y, por ende, la confianza de nuestro mercado es lo que está en juego. Por todo esto es que debemos aprovechar una oportunidad (lamentable) como la que estamos viviendo para, sin sobrerreaccionar, podamos avanzar en un esquema regulatorio que permita seguir avanzando a nuestro país por la senda del desarrollo.

Más sobre Finanzas Aplicadas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X