Inicio » Finanzas Aplicadas » Equipo

Operación Renta: ideas importantes

En el caso de personas que tengan más de una fuente de ingresos o que tengan inversiones financieras o reales normalmente va a ser más conveniente que revisen con cuidado la declaración propuesta por el SII para la Operación Renta.

Abril es sinónimo del mes en que las personas y empresas deben preparar sus declaraciones de renta por los ingresos y utilidades, respectivamente, que produjeron el año anterior. Esto es lo que se denomina operación renta, para lo cual los contribuyentes deben entregar al Servicio de Impuestos Internos (SII) un detalle de sus ingresos, con lo cual se determina el valor de los impuestos a pagar (o eventualmente devolución a recibir).

Desde hace un tiempo, el SII ofrece desde el 01 de abril una “declaración tipo” a los contribuyentes. Bajo este esquema, teóricamente una persona podría simplemente aceptar dicha propuesta, pero en la práctica esto no es tan así, debido a que éstas están básicamente enfocadas en aquellas personas que sólo tienen una fuente de ingresos, como es el caso de las personas que tienen un solo empleador durante el período declarado.

Operación Renta

Foto: El Mercurio

En finanzas, el mes de es sinónimo de las operaciones de renta, por lo que te entregamos algunos consejos para realizar dicho proceso.

Sin embargo, en el caso de personas que tengan más de una fuente de ingresos o que tengan inversiones financieras o reales normalmente va a ser más conveniente que revisen con cuidado la declaración propuesta por el SII y que, deseablemente, también recurran a la asesoría de un experto tributario que, si bien tendrá un costo por dicho apoyo, puede ser de gran utilidad para evitar posteriores malos ratos ante el Servicio o puede generar un interesante ahorro si se utilizan adecuadamente las alternativas dispuestas en la ley de renta.

En cuanto a quiénes deben declarar para la Operación Renta, el universo lo abarcan los contribuyentes de primera categoría, esto es, empresas o empresarios individuales, las personas que tengan participación en sociedades, las personas que tengan retenciones de honorarios superiores a $ 6 millones aproximadamente, las personas que hayan obtenido dividendos o intereses por un poco más de $750.000, y, finalmente, las personas que tengan beneficios tributarios, tales como el APV (ahorro previsional voluntario) e intereses provenientes de créditos hipotecarios de vivienda.

En cuanto a las recomendaciones básicas que son importantes tener en cuenta para la Operación Renta a fin de minimizar posteriores problemas con el Servicio, hay que tener presente que, en primer lugar, hay que declarar todos los ingresos que una persona o empresa generó durante el año anterior. Para estos propósitos es importante chequear los datos que maneja el SII al respecto.

En este sentido, durante la Operación Renta  muchas veces ocurren errores u omisiones que es bueno evitar, tales como:

  • No declarar los ingresos que los hijos menores de 18 años generen.
  • No declarar las rentas de arriendo de viviendas que no son DFL 2, en la medida que dichas propiedades tengan una tasación fiscal mayor a los $ 35 millones aproximadamente.
  • O tampoco declarar las ganancias entre la venta y compra de acciones en el caso de aquellas sociedades que, transándose en bolsa, no sean calificadas con presencia bursátil, ya que en este caso dicha utilidad no paga impuestos.

En definitiva, la Operación Renta es muy importante tanto para personas naturales como para empresas, dado que, por una parte, una buena declaración y, por otra parte, mejor aún, una buena planificación, puede significar importantes diferencias en el monto final de impuestos a pagar. Luego, si no se tiene un buen expertise siempre es recomendable estar bien asesorado por expertos, ya que en este caso definitivamente aplica el dicho “lo barato cuesta caro”.

Más sobre Finanzas Aplicadas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X