Bombazo en la F-1: McLaren vuelve con Honda

Después de 22 años, Honda y McLaren se reúnen para volver a formar una de las duplas más imbatibles de la historia de la Fórmula 1.

Guía de: Fórmula 1

El anuncio, realizado por Honda con participación de McLaren, concreta uno de los rumores más persistentes del último tiempo, y echa a correr la nostalgia de una de las mejores épocas de la Fórmula 1.

En principio, Honda proveerá a McLaren de motores desde la temporada 2015, dejando abierta la puerta a la entrega de motores a un segundo equipo. Los rumores dicen que ese segundo equipo podría ser Sauber, pero tampoco es imposible que lleguen a Marussia, tal vez con la marca Mugen, empresa de un hijo del fundador de Honda y que tiene vasta experiencia en la F-1 de los años ’90.

Honda: un pasado glorioso

Honda había competido en F-1 en los años ’60, con chasis y motor propio, pero se retiró a final de esa década. En 1983 decidió volver, primero con el equipo Spirit y luego con Williams, con la que logró muchos éxitos, además de los campeonatos de conductores de 1986 y 1987, y de pilotos en 1987 (con Nelson Piquet). Sin embargo, la relación entre Williams y Honda se agrietó y los japoneses pasaron a McLaren en 1988.

McLaren Honda

Foto: Agencias

Senna fue protagonista de los años de gloria de la dupla McLaren-Honda.

Ese año pasó a la historia por ser el de mayor dominación absoluta de un equipo en todos los tiempos. McLaren ganó 15 de las 16 carreras (8 triunfos de Ayrton Senna y 7 de Alain Prost), y en la gran mayoría de esas carreras el tercero llegó a años luz de los McLaren. Entre 1988 y 1992 McLaren y Honda ganaron cuatro campeonatos (’88, ’89, ’90 y ’91), 44 carreras y un prestigio enorme para ambos.

¿Y por qué se separaron? Bueno, Honda es una empresa especial. Para ellos el automovilismo deportivo es una forma de explorar nuevas ideas y formar ingenieros, un proceso entre científico y académico; cuando no tienen nada más que aprender de algo en particular, se van. En 1992, Honda consideró que ya había agotado sus posibilidades de innovar en la categoría, y montó un proyecto para ganar en Indy Cars (que también logró, aunque con menos éxito que en la F-1).

McLaren Honda

Foto: Agencias

Button y Honda celebran su triunfo en el GP de Hungría 2006.

Posteriormente volvieron, primero en 2001 entregando motores a BAR, y luego comprando el mismo equipo para competir entre 2005 y 2008 con chasis y motor Honda. Sin embargo, esta experiencia solo dejó una victoria (en 2006, con Jenson Button) y en 2008 decidieron cerrar el equipo por la crisis económica internacional, los altos costos involucrados y la falta de resultados hasta el momento. Sin embargo, en vez de cerrar el equipo, lo vendieron al director del mismo, Ross Brawn, quien lo renombró Brawn GP. El auto que iba a ser el Honda de 2009, ahora llamado Brawn-Mercedes, ganó las primeras seis carreras de 2009 con Jenson Button, coronandose campeón de pilotos y constructores ese año. Y pensar que Honda pudo ser campeón 2009…

McLaren: 20 años con Mercedes

Una vez que se terminó el acuerdo con Honda, McLaren no tenía proveedor de motores para 1993. Ese año debieron competir con un Ford de segunda generación, menos potente que el oficial que tenía Benetton. En 1994 firmaron con Peugeot, pero la cooperación entre ambos fue un desastre y el acuerdo apenas duró un año. Así fue que McLaren pasó a tener un motor Mercedes en 1995, y la marca germana aprovechó de comprar el 40% del equipo, siendo a partir de entonces el equipo oficial de Mercedes en la F-1. De hecho, usa ese motor hasta el día de hoy, 18 años después de ese acuerdo inicial.

En ese período McLaren vivió grandes años, con los títulos de Mika Hakkinen (1998 y 1999) y Lewis Hamilton (2007), así como victorias con pilotos como David Coulthard, Kimi Raikkonen, Fernando Alonso, Heikki Kovalainen y Jenson Button. Sin embargo, Mercedes quiso algo más.

Como contamos antes en este mismo artículo, Ross Brawn compró el equipo Honda en 2009 a los japoneses. El auto para ese año ya estaba diseñado de antes, pero necesitaba un motor, y Mercedes se ofreció para ayudarlo. El auto ganó el campeonato mundial, y el grupo Daimler Benz, casa matriz de Mercedes, se acercó a Ross Brawn. Las conversaciones llegaron a buen puerto: Ross le vendió su equipo a los alemanes y quedó, además del dinero por la venta, como jefe de equipo hasta hoy.

Al año siguiente Mercedes revendió a los demás accionistas de McLaren el 40% del equipo que aún poseía, y firmó un acuerdo para entregarle gratuitamente motores hasta 2014. Es por eso que ahora McLaren es libre de unirse a otro proveedor de motores, como Honda.

En todo caso, y mas allá de la historia de ambos, es claro que McLaren y Honda firmaron juntos una de las épocas más populares de la Fórmula 1, esa del duelo a muerte entre Senna y Prost, y que su regreso conjunto solo puede generar efectos publicitarios positivos para la categoría.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X