Daniel Ricciardo gana una carrera “regalada” en Azerbaiján

El australiano de Red Bull se llevó su primera victoria del año gracias a regalos de Mercedes y Ferrari.

Guía de: Fórmula 1

8446368-3x2-940x627

Lo que pasó en Baku es difícil de explicar. En la historia de la F-1 hay carreras clásicas, como Mónaco 1982, en que ganó el que iba cuarto en la última vuelta porque los tres primeros abandonaron en esa instancia. Esto no fue de ese nivel, pero fue una de las carreras con más golpes de escena de los últimos años. Con un ganador totalmente inesperado y emoción hasta, literalmente, los últimos cien metros de carrera.

La cosa parecía cocinada: el 1-2 de Mercedes en la primera fila, con Hamilton superando finalmente el registro de Ayrton Senna (Lewis hizo 66 contra 65 de Ayrton) y a su lado Bottas mientras que las Ferrari estaban más atrás. Pero antes de terminar la primera vuelta ya Bottas se había topado con Raikkonen, cayendo a la última posición. A partir de ahí fue un festival de banderas amarillas, safety cars, trozos de auto volando por los aires y hasta una colisión entre ambos Force India (por segunda carrera consecutiva) cuando iban tercero y cuarto, respectivamente. La pista quedó tan llena de basura que hubo que poner bandera roja y suspender unos 15 minutos para poder limpiar todo.

Al regreso, el desastre: Hamilton aparentemente reduce la velocidad en exceso tras el safety car y Vettel lo toca por atrás, para luego ponerse a su lado y volver a tocarlo, esta vez por el costado, rueda a rueda. Hamilton quedó con el apoyacabeza suelto y debió parar en boxes a cambiarlo, mientras que Vettel recibió un stop and go de 10 segundos por conducir peligrosamente en el incidente anterior.

Conclusión: Daniel Ricciardo quedó súbitamente primero, con el novato Lance Stroll detrás suyo, mientras más atrás Bottas, Vettel y Hamilton remaban superando rivales y tratando de acercarse a los punteros. Al final el único que logró hacerlo fue Bottas: en los últimos cien metros antes de la bandera a cuadros logró pasar al Williams de Stroll para quedarse con el segundo puesto, mientras el joven canadiense se convertía, a sus 18 años, en el piloto más joven de la historia en subirse al podio. Más atrás Vettel cuarto y Hamilton quinto quedaron con poco para celebrar, aunque Vettel ganó dos puntos más de ventaja en el liderato del campeonato, lo que a la postre fue un buen negocio.

Force India volvió a perder una oportunidad dorada de llevarse un podio por no saber manejar la rivalidad en pista entre Sergio Pérez y Esteban Ocon. El mexicano podría pasar más de un mal rato cuando se converse ese tema…

La próxima carrera es el 9 de julio en Austria, en el Red Bull Ring.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X