El furgón más rápido del mundo: Engendro entre un auto y un motor de Fórmula 1

A veces las grandes marcas automotrices hacen automóviles conceptuales, prototipos que buscan abrir nuevos horizontes. Un par de veces han mezclado autos de calle con motores de Fórmula 1. ¿Cuáles han sido los resultados?

Guía de: Fórmula 1

Entre las diversas historias interesantes dela F-1 está la moda por los “Silhouettes”, un tipo de auto que por fuera parece de calle y por dentro son bestias motorizadas de última generación. A fines de los ’80, se intentó hacer algo importante. Bernie Ecclestone, mandamás comercial de la Fórmula 1, pensó que tener un tipo estándar de motor para el máximo nivel de competencia era la clave para el futuro, porque permitiría que las grandes marcas saltaran fácilmente de una categoría a la otra. Así, por ejemplo, pensó en tres campeonatos mundiales: uno de Fórmula 1, otro de Sport Prototipos y otro de Turismos, pero los tres con las mismas reglas de motor.

Este plan fue un abierto fracaso. La F-1 gozó de buena salud, pero los costos del motor eran elevadísimos para autos de tipo Le Mans y terminaron extinguiendo la categoría llamada Grupo C, justo en uno de sus mejores momentos históricos. Y en cuanto a los autos de serie, que iban a tener un torneo propio (Campeonato Mundial de Silhouettes) hubo un solo interesado: Alfa Romeo, que encargó a Brabham la creación de un chasis basado en el modelo Alfa 164. Es bastante impresionante ver la velocidad que alcanzaba, como se ve en este video (en portugués) de Riccardo Patrese haciendo una demostración del auto justo antes del Gran Premio de Italia en 1988:

Sin embargo, el experimento más fascinante de la época fue uno realizado por Renault en 1989, y no estaba pensado para el campeonato de silhouettes, aunque fue casi contemporáneo.  Le metieron un motor de F-1 a un furgón Renault Espace, convirtiéndose en el auto de gran tamaño más rápido de todos los tiempos. La forma del auto impresiona, así como la velocidad a la que iba lanzado. Aquí tenemos un video (en francés) de Alain Prost probando ese monstruo en 1995, en el circuito de Paul Ricard:

¿Qué les parece?  ¡Comenten en nuestro foro!

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X