El golpe del año: ¿Fernando Alonso a Red Bull?

Sorpresa máxima en la Fórmula 1: El asturiano podría reemplazar a Mark Webber en Red Bull, acompañando a Sebastian Vettel desde 2014.

Guía de: Fórmula 1

No se veía venir por ningún lado. Desde que Mark Webber anunció que dejaba la Fórmula 1 a fines de 2013 para correr en Le Mans con Porsche, esa butaca se convirtió en la más deseada de la categoría.  Y si bien se supone que los favoritos para ocuparla son el finlandés Kimi Raikkonen y el australiano Daniel Ricciardo, súbitamente se instaló una nueva posibilidad: que Fernando Alonso deje Ferrari para firmar por la casa austríaca.

¿Cómo pasó esto? Lewis Hamilton ganó sorpresivamente el Grand Prix de Hungría para Mercedes, relegando a Lotus y Red Bull. Alonso llegó solo quinto en su Ferrari, y declaró tras la carrera ciertas generalidades respecto del retraso que tienen las Ferrari en su desarrollo, algo abiertamente constatado por  periodistas y aficionados. En principio, parecen declaraciones bastante normales considerando las circunstancias.

Alonso Red Bull

Foto: EFE

Alonso agitó las aguas de Ferrari

Alonso dijo que “ahora entendemos cuáles son los problemas del auto. Sabemos qué partes no estaban funcionando, y es normal que no seamos tan rápidos porque estamos usando partes más antiguas. Tenemos que dar un paso hacia adelante que debimos dar en Silverstone, necesitamos esas décimas de segundo en Spa y Monza, para tener el mismo rendimiento de los autos que están peleando el Mundial”.

Menos de 24 horas después, apareció en el sitio oficial de Ferrari una declaración bastante fuerte de la casa italiana: “Hay que estar unidos, sin dar espacio a declaraciones en caliente, que si bien son entendibles tras un mal resultado no ayudan a nadie. Esto, en relación a las últimas declaraciones de Fernando Alonso, que no cayeron bien en Luca di Montezemolo (presidente de Ferrari) ni en nadie del equipo”. La nota también confirma que Di Montezemolo llamó por teléfono a Alonso para desearle feliz cumpleaños, pero también para reprenderlo por sus declaraciones.

Di Montezemolo agregó más leña a la hoguera. “Siempre hemos pedido a todos los grandes campeones que han conducido para Ferrari que pongan los intereses del equipo por encima de los propios. Este es el momento de estar calmados, evitar polémicas y mostrar humildad y determinación en el aporte que cada uno hace, estando junto al equipo y su gente, tanto dentro de la pista como fuera de ella”.

¿Por qué tanta molestia en Ferrari?

La respuesta está en lo que pasó durante el fin de semana húngaro. Luis García Abad, manager de Alonso, se dejó ver públicamente en una reunión con Christian Horner, director de Red Bull. Tanto García como Ferrari dijeron que conversaron sobre el español Carlos Sainz Jr., hijo del campeón de rally, piloto Red Bull en categorías menores y representado por García.

Sin embargo, Christian Horner soltó declaraciones llenas de suspicacia. Cuando se le preguntó por Alonso en 2014, en vez de comentar (como en ocasiones anteriores) que es un piloto con contrato en otro equipo, crípticamente dijo que “Las conversaciones entre cualquier piloto y cualquier equipo siempre serán confidenciales. Sin embargo, hay varios pilotos que han expresado su interés en nuestra butaca, como podrán imaginar”.

Presionado por los periodistas, llegó más lejos aún. “¿Está libre (Alonso) para 2014? No lo sé. Pregúntenle a él”.

Alonso Red Bull

Foto: EFE

Red Bull está buscando un nuevo piloto para 2014, luego del alejamiento de Webber.

Sea como sea, es evidente que tanto García como Horner sabían que mostrarse juntos en público generaría toda clase de rumores. ¿Puede ir Alonso a Red Bull? Difícil de saber. Si bien Alonso tiene un contrato hasta 2016 con Ferrari, no sabemos si hay cláusulas que le permitan terminarlo con anticipación, por ejemplo en caso de no obtener resultados específicos.  Por otra parte, se ve difícil que Sebastian Vettel acepte tan fácilmente la presencia de un piloto como Alonso, acostumbrado a ser número uno en todos los equipos en que ha estado.

¿Y si fuera todo una gran conspiración? Una teoría dice que en realidad tanto Alonso como Horner utilizaron al otro en su beneficio. Alonso necesitaba dar una señal a Ferrari para “activar” el ambiente en el equipo italiano, mientras que Horner necesitaba mostrar otro candidato de peso al equipo para mejorar la negociación que tendría con Kimi Raikkonen, quién supuestamente habría pedido un salario excesivamente alto. Además le sirve para desestabilizar un poco a Ferrari, descartando otro aspirante a la corona.

Sea como sea, la destemplada reacción de Ferrari (la más fuerte en este sentido desde que despidieron a Alain Prost a fines de 1991) muestra que el tema les dolió profundamente y que la tensión se respira en Maranello. Habrá que ver como se desarrolla el tema.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X