Fernando Alonso no pudo ganar en Indianápolis y fue opacado por brutal accidente

Ganó el japonés Takuma Sato, también del equipo Andretti, el mismo que corrió en F-1.

Guía de: Fórmula 1

El piloto español llegó a liderar la carrera, pero el motor de su auto dijo basta cuando faltaban pocas vueltas y circulaba entre los diez primeros.

Fernando Alonso tuvo una entretenida visita al Indianapolis Motor Speedway en su debut en las míticas 500 Millas de Indianápolis. Y si bien ni siquiera terminó la carrera, puede darse por satisfecho con lo alcanzado.

alonso-indianapolis-f

Largó en quinto lugar, y tuvo chances de ganar la pole position; luego, en carrera, lideró primero doce vueltas consecutivas y luego 27 más. Las dos últimas paradas en pits no fueron las mejores y había retrocedido hasta el séptimo lugar, aunque aún con chances de ganar, cuando su motor Honda dijo basta tras 179 de las 200 vueltas. Es decir, con el 90% de la carrera ya lista.

Ganó el japonés Takuma Sato, también del equipo Andretti, el mismo que corrió en F-1 por Jordan, BAR y Super Aguri, y que había conseguido justamente en Indianápolis su único podio en Fórmula 1 (tercero en 2004), tras una batalla con otro ex F-1: el brasileño Helio Castroneves.

En la vuelta 53, el neocelandés Scott Dixon, ganador de la pole position, tuvo un terrible choque con un rezagado que golpeó el muro y volvió hacia adentro de la pista. El auto de Dixon voló en el aire, despedazándose mientras golpeaba la reja de seguridad, pero el piloto salió casi intacto, en una gran demostración de la solidez de los chasis Dallara que usa Indycar.

Alonso, en tanto, se declaró muy contento con la experiencia y prometió volver al óvalo estadounidense, ya que las 500 Millas son una carrera que él desea ganar, así como las 24 Horas de Le Mans.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X