Hamilton desconsolado por grave error de Mercedes en Mónaco

La cara de Hamilton en el podio lo decía todo, y estaba claro que dentro del equipo Mercedes iba a ser una noche de cuchillos largos.

Guía de: Fórmula 1

Lewis Hamilton iba ganando el Gran Premio de Mónaco con clase y comodidad, y una terrible decisión del equipo lo privó de la victoria de una manera asombrosa.

El Gran Premio de Mónaco es una de las joyas de la F-1, por ambiente e historia. De eso no cabe duda. Pero también es cierto que el estrecho circuito callejero hace casi imposible los adelantamientos en carrera, y que quien hace la pole position normalmente gana… pero cuando llega a pasar algo, es sin duda muy espectacular y pueden ocurrir finales muy sorpresivos.

hamilton-monaco

La cara de Hamilton ahorra mayores comentarios.

Lewis Hamilton lo había hecho todo bien. Ganó la pole con tranquilidad, largó en punta y empezó a hacer una distancia muy cómoda. Más atrás Nico Rosberg lo seguía, aunque más preocupado de defender el segundo lugar de los arrestos de la Ferrari de Sebastian Vettel que de otra cosa.

Así funcionó la carrera durante la mayor parte de la misma. A mitad de las 78 vueltas pactadas, todos comenzaron a hacer el único cambio de neumáticos previsto para la carrera, y al salir las posiciones eran iguales que al comienzo: Hamilton, luego Rosberg, luego Vettel.

En eso, faltando una docena de vueltas, el Toro Rosso de Max Verstappen se dio un fuerte golpe al intentar adelantar al Lotus de Romain Grosjean; el vehículo del joven holandés golpeó al Lotus, perdiendo ambas suspensiones delanteras e incrustándose en la primera curva. Afortunadamente las amortiguaciones de seguridad funcionaron y Verstappen salió indemne del auto.

Esto generó un auto de seguridad, y algunos aprovecharon para cambiar neumáticos por segunda vez. Sorpresivamente Mercedes indicó a Hamilton que hiciera un cambio de neumáticos, pero increíblemente (al menos en estos tiempos hiper computarizados) fallaron en el cálculo de la ventaja que traían y el inglés salió de boxes tercero, tras su compañero Rosberg y Vettel, quienes no cambiaron sus gomas.

En las diez vueltas que quedaron Rosberg administró tranquilamente el regalo, ganando con cierta holgura, mientras que Vettel se defendió con todo del desesperado Hamilton, que tenía la carrera en el bolsillo y tuvo que conformarse con un doloroso tercer puesto.

La cara de Hamilton en el podio lo decía todo, y estaba claro que dentro del equipo Mercedes iba a ser una noche de cuchillos largos…

Del resto, poco que comentar. En un circuito más lento, los motores Honda y Renault destacaron algo más de lo habitual: Button logró los primeros puntos del año para McLaren, y tanto Red Bull como Toro Rosso tuvieron momentos de brillo: Verstappen fue segundo en las pruebas libres del viernes, y Ricciardo marcó el récord de vuelta. Los Red Bull terminaron cuarto y quinto, y eso al menos dará un poco de alegría a las alicaídas huestes austríacas.

La próxima carrera es en Canadá el 7 de junio.

 

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X