Hamilton gana en China y Rosberg se hunde entre confusiones

Lo que llamó la atención fue la evidente tensión entre los dos compañeros de Mercedes en el podio. Rosberg finalmente explicitó lo que lo tenía molesto.

Guía de: Fórmula 1

Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de China y sigue firme en el liderato del campeonato, pero su compañero Nico Rosberg efectuó declaraciones que delatan una gran confusión personal ante el predominio del británico.

Hamilton ganó con autoridad, largando desde la pole position y marcando la vuelta más rápida. Dominó con amplitud durante toda la carrera,  y segundo fue su compañero Nico Rosberg, relegando al tercer lugar a la Ferrari de Sebastian Vettel.

rosberg-confusiones

Sin embargo, lo que llamó la atención fue la evidente tensión entre los dos compañeros de Mercedes en el podio. Rosberg finalmente explicitó lo que lo tenía molesto, y se despachó unas declaraciones sorprendentes en la conferencia de prensa:

“Es interesante escuchar de ti, Lewis, que estabas pensando únicamente en ti mismo. Eso estaba comprometiendo mi carrera porque conducir más lento de lo que era necesario al inicio de cada tramo significó que Sebastian estaba muy cerca de mí y eso abrió la oportunidad para que él intentara esa detención temprana, para intentar superarme, y luego tuve que cubrirme de él. Fue innecesario tener a Sebastian tan cerca, y también me costó mucho tiempo de carrera, ya que gasté en exceso los neumáticos defendiéndome de él. Por supuesto que no estoy feliz con eso. Más allá de eso, no hay mucho que decir”.

Hamilton parecía sorprendido y hasta divertido con las insólitas declaraciones de su compañero. “No es mi trabajo cuidar la carrera de Nico. Mi trabajo es conducir el auto y llevarlo a casa de la manera más sana y veloz posible. Eso fue lo que hice. No hice nada malo intencionalmente para hacer andar más lento a otra gente. Simplemente me enfoqué en mí mismo. Si Nico hubiera querido avanzar, podría haberlo intentado, pero no lo hizo”.

El análisis en frío de las distintas situaciones nos lleva a pensar que Hamilton tiene razón. Rosberg básicamente se quejó de que Hamilton no se exigió al máximo durante las primeras vueltas tras cambiar neumáticos, lo que hacía que Vettel se acercara a Rosberg. El problema que Rosberg no aborda es por qué no atacó nunca a Hamilton, ni intentó superarlo; visto así, la queja de que la “lentitud” de Hamilton hacía que Vettel se le acercara y eso perjudicaba sus neumáticos parece insólita, sin ninguna racionalidad y parece ser la demostración más palpable de las dudas que parecen acosar al alemán desde que perdió el título mundial ante su compañero de equipo a fines del año pasado.

La polémica entre ambos fue lo más llamativo de una carrera relativamente aburrida, donde lo otro que destacó fue el desastre de Renault, que perdió tres de sus cuatro motores por fallas mecánicas, salvándose solo el Red Bull de Daniel Ricciardo, que además llegó en un opaco noveno lugar.

Al desastre francés hay que sumar el mal rendimiento de los McLaren-Honda; aunque Alonso y Button lograron terminar la carrera, siempre giraron entre los últimos. Considerando los pilotos que tienen, el prestigio histórico de McLaren y de la casa japonesa, la combinación McLaren-Honda corre el riesgo de transformarse en uno de los peores fiascos de la historia de la F-1.

 

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X