Hamilton ríe, Vettel llora y la Fórmula 1 se mueve con interesantes novedades

El inglés de Mercedes aprovechó una insólita falla de la Ferrari de Sebastian Vettel para sacar 59 puntos de ventaja a su rival cuando solo quedan 100 puntos en disputa.

Guía de: Fórmula 1

hamilton-vettel-1

El inglés de Mercedes aprovechó una insólita falla de la Ferrari de Sebastian Vettel para sacar 59 puntos de ventaja a su rival cuando solo quedan 100 puntos en disputa.

La carrera fue, en cierto sentido, un monólogo de Hamilton, que si bien lideró casi todas las vueltas siempre tuvo al Red Bull de Max Verstappen muy cerca. Los autos austriacos llegaron en segundo y tercer lugar (con Daniel Ricciardo) y dan la sensación de que están acercándose rápidamente a los dos de punta, si bien el motor Renault todavía tiene un déficit de potencia respecto a los impulsores de Mercedes y Ferrari.

Sin embargo, la carrera tuvo un comienzo muy interesante. Vettel fue rápidamente perdiendo posiciones: cayó del segundo al octavo lugar en cuatro vueltas, y el equipo optó por retirarlo. Luego se supo que una bujía había fallado, y que habían descubierto eso camino a la largada, no teniendo tiempo de retirar todas las partes del motor que se requerían para llegar a la pieza dañada. Como sea, el periplo asiático de Vettel fue de miseria si consideramos su accidente en la largada de Singapur, el cuarto puesto tras largar último en Malasia y el triste final que Suzuka puso a este ciclo.

Hamilton, en cambio, se lleva dos victorias y un segundo puesto, y acaricia el título, que vendría a ser su tercero consecutivo y el cuarto de su historial personal, alcanzando a Alain Prost y al mismo Vettel, únicos tetracampeones de la categoría.

En el resto del pelotón, varias cosas de interés. Finalmente Renault y Jolyon Palmer llegaron a acuerdo para que el inglés deje el equipo ya mismo, lo que adelanta el paso de Carlos Sainz al equipo francés. Toro Rosso, tras la salida de Sainz, quedaría con Daniil Kyvat y Pierre Gasly, pero este último tiene un compromiso pendiente en el campeonato japonés de Súper Fórmula, en que está segundo a medio punto del líder. Gasly representa a Honda y el puntero a Toyota, por lo que los japoneses (que el próximo año cambiarán justamente de McLaren a Toro Rosso) estarían interesados en que Gasly gane el prestigioso torneo nipón por sobre sus rivales de Toyota. Esto podría representar un nuevo cambio de pilotos para el Gran Premio de Estados Unidos, con un invitado sorpresa reemplazando a Gasly solo por esa carrera en el team B de Red Bull.

Fernando Alonso aún no ha confirmado su permanencia en McLaren, y siguen muy fuertes los rumores de que Ferrari convertiría a Sauber en un equipo junior, al estilo de Red Bull y Toro Rosso, por lo que podría poner en esas butacas a Antonio Giovinazzi y Charles Leclerc, sus dos mejores talentos de proyección, lo que dejaría fuera de la categoría a Marcus Ericsson y Pascal Wehrlein. Williams estaría definiendo el acompañante de Lance Stroll para 2019 entre Felipe Massa, Robert Kubica y Paul di Resta, pero sin ningún apuro ya que casi no quedan asientos competitivos libres y puede darse el lujo de elegir con pinzas.

La próxima carrera es el Gran Premio de Estados Unidos en Austin, Texas.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X