Hamilton vuelve a ponerle incertidumbre a la F-1

Lewis Hamilton aprovechó el abandono de su compañero Nico Rosberg y quedó a solo cuatro puntos del líder del campeonato.

Guía de: Fórmula 1

Al terminar el sábado, Lewis Hamilton, el moreno británico de ascendencia caribeña, tenía una sensación muy desagradable. Faltando 30 segundos para el final de una alocada sesión de clasificación tenía en sus manos la pole position, pero juzgó mal las condiciones de la pista y dejó que cinco autos lo pasaran cuando la sesión expiraba. 24 horas después, era todo sonrisas: el abandono de Rosberg dejó totalmente abierto el Mundial, con Hamilton recuperando casi todo el terreno perdido en media temporada.

Lewis Hamilton

Una clasificación impredecible

Las inestables condiciones climáticas de Silverstone hicieron que hubiera ventanas muy precisas para rodar con más rapidez, y el que se equivocaba en leer el estado de la pista quedaba muy rezagado. Eso pasó con Williams y Ferrari: ambos equipos se quedaron en la Q1, al final de la grilla. En la Q3 pasó lo mismo: al final de la sesión se secó la parte final de la pista y los que salieron con slicks a último minuto ganaron el quien vive. Rosberg se quedó con la pole position, seguido de Sebastian Vettel y un sorprendente Jenson Button. Hamilton, que tenía el tiempo más rápido, abortó su vuelta lanzada pensando que las condiciones no mejorarían, y retrocedió abruptamente al sexto puesto.

Luego, una serie de penalizaciones modificó un poco las cosas más atrás, dando a los Williams y las Ferrari la oportunidad de salir algo más adelante, pero en medio del tráfico. Esto tendría consecuencias muy prontas.

Alonso y Vettel: un duelo para recordar

En la primera vuelta Raikkonen se dio un golpe tremendo, recibiendo 47G de fuerza lateral en el impacto, y quedando con un tobillo muy contundido. En el incidente quedó fuera también Felipe Massa, y la bandera roja salió para detener todo y comenzar de nuevo. Los autos largaron en el orden en que iban tras la primera vuelta, y el gran ganador de esta situación fue Valtteri Bottas, que saltó del 14º lugar al 3º en pocas vueltas. Adelante era absurda la diferencia que los Mercedes iban sacando al resto, por lo que la acción se concentró en posiciones secundarias.

En la vuelta 29 la caja de Rosberg no quiso más y Hamilton quedó solo en punta, a una distancia sideral de Bottas. En Mercedes le dijeron a Hamilton que se tomara las cosas con calma (por si se repetía el problema de su compañero), pero nada pasó y el inglés ganó la carrera con facilidad, para delirio del público local. Más atrás llegaron Bottas y Daniel Ricciardo, quien completó un podio algo inesperado. Cuarto fue Jenson Button, en un buen día para McLaren.

Quinto y sexto llegaron Sebastian Vettel y Fernando Alonso, quienes animaron una batalla muy atractiva, con adelantamientos de gran nivel, por casi 20 vueltas. Llamó la atención lo mucho que ambos se quejaron de las actitudes del otro en la radio con sus equipos, lo que de alguna manera disminuye un poco el sabor de la lucha para efectos del público. Sin embargo, en términos de espectáculo ha sido lo mejor del año hasta ahora.

Completaron los puestos puntuables Kevin Magnussen, Nico Hulkenberg, Daniil Kyvat y Jean-Eric Vergne.

De esta manera, el campeonato queda así:

1º Nico Rosberg, 165 puntos

2º Lewis Hamilton, 161

3º Daniel Ricciardo, 98

4º Fernando Alonso, 87

5º Valtteri Bottas, 73

6º Sebastian Vettel, 70

7º Nico Hulkenberg, 63

8º Jenson Button, 55

9º Kevin Magnussen, 35

10º Felipe Massa, 30

En los constructores, quedó primero Mercedes con 326 puntos, seguido de Red Bull con 168, Ferrari con 106, Williams con 103 y Force India con 91.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X