Millonario ruso quiere a hijo de 17 años en la Fórmula 1: Fuerte polémica

El equipo Sauber podría poner a Sergey Sorotkin al adolescente como piloto titular en 2014. Pero no es tan fácil hacerlo.

Guía de: Fórmula 1

Esto suena descabellado, la verdad, pero las circunstancias que rodean este caso van poniendo más luz sobre esta delicada situación. En primer lugar, Sauber tiene serios problemas de dinero: deben cerca de 100 millones de euros a distintos proveedores, incluyendo los motores Ferrari que usan, y están más cerca de quebrar en cualquier momento que de terminar la temporada.

Al borde del colapso, el equipo suizo trató desesperadamente de conseguir apoyo para sobrevivir y aparentemente lo encontró en una serie de misteriosas entidades rusas: el Fondo de Cooperación Internacional en Inversiones, el Fondo Estatal  de Desarrollo del Noroeste de la Federación Rusa, y el Instituto Nacional de Tecnología en Aviación. Estos nombres llaman la atención, porque son entidades estatales o semi-estatales, y se dice que detrás de ellas está la mano de Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa y, entre otras cosas, ex director de la KGB (cosa que los amantes de las teorías conspirativas siempre sacan a colación). Se dice que estas entidades aportarían 170 millones de euros para salvar el difícil momento de Sauber.

Millonario Ruso

Foto: AutoGP

Sergey Sirotkin, el joven ruso que tiene dividida a la Fórmula 1.

Bueno, resulta que el presidente del mentado instituto es un tal Oleg Sirotkin, y su hijo Sergey, de 17 años, participa en la World Series by Renault, una categoría promocional del automovilismo europeo donde ha tenido resultados interesantes, pero que está un escalón debajo de la GP2 y claramente debajo de la F-1; de hecho, el único piloto que ha promocionado directamente a la F-1 desde esa categoría ha sido Fernando Alonso en 2000.

No obstante, el buen Oleg insiste en que su hijo está absolutamente preparado para correr en F-1 y que están siguiendo un plan para que haga pruebas durante esta temporada, con vistas a tener un asiento permanente como piloto titular en 2014. El hijo, en tanto, declaró que es evidente que le convendría tener una temporada más en una categoría menor, pero que este tipo de oportunidades pueden darse una sola vez en la vida y que hará lo posible por aprovecharla.

Demasiado joven

El tema es muy complicado porque el chico es demasiado joven, por más que tenga buenos resultados en otro tipo de autos, y hay un nivel de presión en la F-1 muy difícil de manejar por un adolescente. No hay ninguna seguridad de que le den la superlicencia, y sus antecedentes deportivos no debieran ser suficientes. Hay casos especiales, como el de Kimi Raikkonen, que debutó con muy poca experiencia en autos y con casi veinte años, pero se trata de talentos excepcionales en circunstancias diferentes.

Millonario ruso

Foto: EFE

Antes de subirse a un Sauber, Sirotkin deberá primero aprobar el examen para obtener la superlicencia que exige la Fórmula 1.

Es una lástima que los problemas de dinero de un equipo lo estén obligando a tomar este tipo de salvavidas. Sirotkin puede ser bueno, y según Helmut Marko, especialista en detectar talentos de Red Bull, debe ser el mejor de su generación; pero aún así parece claro que se están apresurando en adelantar procesos para los que sería mejor esperar un par de años.

Ahora, se dice que Sauber no ha recibido ni un centavo de los rusos todavía. Vaya uno a saber si todo esto terminan siendo palabras que se lleva el viento, y que se convierta simplemente en una anécdota sobre los últimos días del equipo suizo…

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X