Murió Jack Brabham, una de las grandes leyendas de la F-1

El australiano, campeón mundial en 1959, 1960 y 1966, tenía 88 años.

Guía de: Fórmula 1

Se fue una de las leyendas de la Fórmula 1. Jack Brabham, fundador del equipo que llevó su nombre y uno de los pilotos más importantes de las primeras décadas de la categoría, falleció a los 88 años tras una larga enfermedad.

En su carrera como piloto y luego constructor Brabham dejó un importante legado, que cambió muchas veces la Fórmula 1 y ayudó de manera importante a que esta sea lo que es hoy.

Un tricampeonato a base de esfuerzo  e inteligencia

Jack BrabhamBrabham no era un piloto particularmente dotado, pero era inteligente y muy buen competidor. Ingeniero de formación, ese rasgo lo ayudó muchísimo cuando empezó a correr en 1948, cuando ya tenía 22 años, en su natal Australia. En 1955 llegó a Inglaterra y logró avanzar hasta ser parte del equipo Cooper de F-1. Cooper era una marca de vanguardia; fueron los primeros en poner el motor en la parte posterior del auto, mejorando la aerodinámica y la distribución de peso, pero no tenían buenos motores y por eso sus resultados habían sido algo precarios. En 1959 accedieron al mismo motor Coventry Climax que tenía el resto de los equipos de punta y de inmediato consiguieron el bicampeonato, conducidos por un Brabham en plena forma.

En 1963 Brabham forma su propio equipo, con el que tiene éxitos esporádicos hasta que en 1966 aprovecha un cambio reglamentario de importancia para construir el motor Repco V8. Una vez más gana el campeonato, ya con 40 años, y en 1967 queda segundo tras su compañero Denny Hulme.

Brabham siguió manejando hasta 1970, cuando dejó la categoría con 44 años y dándose el gusto de ganar en Mónaco, mostrando que aún era competitivo como piloto. Al año siguiente vendió su equipo a Bernie Ecclestone, volviendo a Australia a hacerse cargo de diversos negocios. Entre ellos, fue fundador (junto a John Judd) de la fábrica de motores Judd, que entregó motores a la F-1 entre 1988 y 1999 tanto con marca propia como para terceros (p.ej. Yamaha). También produjeron motores para F-3000, Indycar y Grupo C.

Un piloto con legado

Brabham fue el primer campeón con motor en la parte trasera del auto, y corrió el primer auto con motor trasero en Indianápolis, iniciando la revolución que terminó con el dominio de los “roadsters” americanos en las 500 Millas. Fue el primer (y único, hasta el momento) piloto campeón en F-1 conduciendo sus propios autos, y creó un equipo (Brabham) que ganó los títulos de 1966, 1967, 1981 y 1983, y más de 40 carreras en F-1 hasta su desaparición en 1992.

Jack BrabhamAdemás, es padre de tres buenos pilotos: Geoff Brabham, Gary Brabham y David Brabham, de los cuales David y Gary llegaron a la F-1  a principios de los años ’90, y Geoff fue campeón del IMSA americano y ganador de las 24 Horas de Le Mans. El hijo de Geoff, Matthew Brabham, acaba de ganar el campeonato de Fórmula Star Mazda en Estados Unidos y correrá en Indy Lights en 2014, prologando la leyenda de la familia Brabham hasta bien entrado este siglo.

 

 

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X