Nuevas reglas para la Fórmula 1 en 2014: Intensa polémica

Las nuevas e inesperadas normas para la F-1 han concitado el rechazo de periodistas y fans en blogs y redes sociales.

Guía de: Fórmula 1

La innovación es algo permanente en la vida del ser humano, y la Fórmula 1 no es la excepción, por supuesto. Sin embargo, el grupo de nuevas reglas que se anunció en una reunión entre el Grupo de Estrategia de la F-1 (compuesto por representantes de algunos equipos, entre otros) y la FOM (Formula One Management, de Bernie Ecclestone) ha causado polémica por la naturaleza de las novedades.

Si bien se sabe que 2014 será un año de grandes novedades en lo técnico, abandonando los motores aspirados V8 de 2,4 litros para pasar a los V6 turbo de 1,6 litros, estas nuevas reglas apuntan directamente a lo deportivo y al espectáculo que se ofrece.

La más aceptada: números fijos para los pilotos

Esta norma se adaptó del automovilismo norteamericano. Hasta 1973 los autos tenían cualquier número, cambiando de carrera en carrera; entre 1974 y1995 los equipos tenían números fijos, que variaban solo cuando alguien era campeón o perdía el número 1. Y entre 1996 y 2013 los equipos recibían sus números en base al resultado del campeonato de constructores del año anterior.

Ahora cada piloto elegiría su propio número, el que lo acompañará durante toda su carrera aunque cambie de equipo. Por ejemplo, Alonso podría ser el 7, Hamilton el 4 y Raikkonen el 9. Sin embargo, todavía hay detalles que resolver, pues no se sabe que pasará en el año en que dejen de participar. Esta norma es para potenciar iniciativas personales de marketing y, en general, ha tenido bastante aceptación entre el público desde su anuncio.

La más rechazada: puntaje doble en la última carrera

Esto no requiere mucha explicación. La última carrera del campeonato (Abu Dhabi en 2014) recibiría doble puntaje simplemente por ser la última, con el fin de evitar que el campeón se corone con demasiada anticipación.

Esto es arbitrario, por decir lo menos. Un líder de campeonato, con cierta holgura, puede tener problemas en la última carrera y ser superado por alguien que en condiciones normales no podría. Es difícil saber el impacto de una norma así, pero estudiosos dicen que 9 de los 63 campeones mundiales de F-1 habrían cambiado: por ejemplo, Stirling Moss tendría dos títulos y Gilles Villeneuve uno (jamás ganaron uno). Alain Prost tendría más títulos y Ayrton Senna menos, y Kimi Raikkonen habría ganado otro título más, en 2003 (interrumpiendo las cinco coronas consecutivas de Michael Schumacher). No es un tema menor, y puede hacer que la suerte juegue un papel clave en la decisión de las próximas coronas de la Fórmula 1.

La de dudosa viabilidad: tope de gastos

Hace años que la F-1 se ha vuelto excesivamente cara, con equipos andando al paso o simplemente desapareciendo (como HRT) al no tener un presupuesto mínimo para ser competitivos. Red Bull, supuestamente el equipo más gastador, siempre se había opuesto a poner algún tipo de límite, pero ahora ha aceptado que a partir de 2015 haya un límite a lo que cada equipo puede gastar por temporada. Es una buena idea, sin duda, pero costará muchísimo poder fiscalizar algo que los equipos, históricamente, han intentado ocultar por todos los medios posibles.

¿Qué les parece? ¿Son buenas ideas o no sirven para nada? ¡Queremos saber su opinión!

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X