Rosberg gana en Brasil con sutil polémica

Era una carrera tranquila para el inglés, ya coronado campeón del mundo, pero la semana no fue tan fácil.

Guía de: Fórmula 1

rosberg-brasil-f

El alemán de Mercedes se impuso a su compañero Lewis Hamilton, quien alegó de manera suave (pero clara) que no le gustaba que ambos estuvieran en la misma estrategia.

Era una carrera tranquila para el inglés, ya coronado campeón del mundo, pero la semana no fue tan fácil. Primero tuvo un poco de fiebre, que lo hizo retrasar su vuelo a Sao Paulo en un día, sino que además tuvo un leve choque en la calle… y explicó que ambas cosas se debían “al exceso de celebración”. Bueno, parece que la resaca lo mantuvo en bajo nivel porque su compañero estuvo en todo momento más rápido en Interlagos.

Le ganó la pole position, largó primero con claridad y no había nada que Hamilton pudiera hacer para pasarlo que funcionara. Molesto, a mitad de carrera el inglés pidió a su equipo una estrategia diferente a la de su compañero, porque si usaban la misma estrategia era evidente que no lo iba a poder pasar. El equipo amablemente le dijo que NO.

Toto Wolff, el director de Mercedes, explicó tras la carrera que la política del team alemán es que ambos pilotos tengan siempre la misma estrategia (salvo algún accidente o problema) ya que así “es más justo para ambos”. Claro, también ocurre que si ambos manejan al máximo de lo que pueden uno va a llegar primero, el otro segundo y no se van a adelantar nunca…

La sangre no llegó al río, pero Hamilton quedó algo molesto, mientras que Rosberg se ve feliz por haber logrado, aunque sea al final de la temporada, mostrarse claramente superior a su compañero. En el podio, el entrevistador Martin Brundle le preguntó si no era mejor idea para el próximo año dominar de tal manera un poco antes que termine el campeonato, cosa que a Rosberg no le hizo mucha gracia.

Vettel fue tercero, con lo mejor que podía hacer la Ferrari. Red Bull probó el nuevo motor Renault en el auto de Daniel Ricciardo, quien se quejó amargamente de que el motor era incluso peor que el anterior. Alonso casi no pudo andar el sábado, por diversos problemas del McLaren, y se sentó a tomar sol en una silla de playa, lo que motivó una tormenta de memes y una nueva vergüenza para los japoness de Honda.

La próxima carrera es la última del campeonato, en Abu Dhabi.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X