Rosberg y Hamilton llevan a la lucha interna en Mercedes a niveles impresentables

Nico Rosberg y Lewis Hamilton se tocaron en la pista, lo que causó la furia de Toto Wolff y Niki Lauda, directores del equipo.

Guía de: Fórmula 1

El Gran Premio de Bélgica fue ganado por Daniel Ricciardo, a bordo de un Red Bull. Fue su segunda victoria consecutiva, tras haber ganado en Hungría. En general, todo el mundo festejó un nuevo triunfo del simpático australiano, menos la plana mayor de Mercedes, que miraba con mala cara las celebraciones de Ricciardo y su equipo.

Resulta que Mercedes tiene, por lejos, el mejor auto de la categoría. En clasificación anduvieron dos segundos más rápidos que el tercero, y sin embargo no han sabido manejar la rivalidad entre sus dos pilotos, lo que los ha hecho perder (otra vez) una carrera por culpa absolutamente propia y de nadie más.

rosberg hamilton mercedes

Las caras de Hamilton y Rosberg reflejan el tenso momento de Mercedes. (Foto: Agencias)

En la segunda vuelta, Rosberg trató de superar a Hamilton por el primer lugar, y al estirar la frenada en exceso le rompió el neumático trasero izquierdo con su alerón delantero, debiendo ambos autos hacer una parada extra en boxes para reparaciones. A Rosberg le alcanzó para llegar segundo tras Ricciardo, pero Hamilton debió abandonar cuando circulaba entre los últimos lugares, sin chances siquiera de sumar un punto.

Tras la carrera, se realizó una intensa reunión al interior del equipo, de la cual salió furioso Hamilton. Al ser abordado por los periodistas, Lewis no se guardó nada, diciendo que Rosberg reconoció que lo había tocado a propósito “para dejar algo en claro”, y que era claro que lo de su compañero había sido intencional.

Posteriormente Toto Wolff (director deportivo de Mercedes) trató de aclarar algo el tema, explicando que Rosberg dijo que pudo haberlo esquivado, pero no quiso hacerlo, como para dejar en claro que él luchará por el título hasta el final. Sea como sea, Wolff también dijo que lo de Bélgica había sido inaceptable y que esto iba a traer consecuencias.

Hamilton puso en duda tal cosa, diciendo que “esto es como en el colegio. Los profesores pueden hablar contigo y dejarte castigado, pero eso no va a cambiar nada”.

Evidentemente hay un problema de gestión en Mercedes. Hasta ahora Wolff y Niki Lauda, presidente del equipo, han tratado de hacer lo posible para no dar órdenes de equipo, pero el mismo Wolff reconoció que “de poco sirve que hagan una gran carrera, que sea muy entretenida para los fans, si al final del día terminamos como unos idiotas”.

rosberg hamilton mercedes

El nuevo accidente reflotó la polémica rivalidad que se vive en Mercedes. (Foto: Agencias)

Parece ser que el momento de dar órdenes de equipo llegó, y como dijo el mismo Lauda, “hasta ahora nuestra política era que los pilotos sabían que tenían que hacer, pero parece que no saben hacer lo correcto”.

Las victorias de Ricciardo en Hungría y Bélgica muestran que, al menos matemáticamente, el título de un piloto Mercedes no es seguro aún y que si siguen equivocándose en sus decisiones no es del todo imposible que se dé una sorpresa gigante a fin de año.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X