Sebastian Vettel, príncipe de Mónaco: Así ganó y logró distanciarse en la punta

El alemán ganó en el principado tras imponerse a su compañero Kimi Raikkonen, en un día malísimo para Lewis Hamilton.

Guía de: Fórmula 1

La victoria de Sebastian Vettel marca dos hitos importantes en este año. Es la primera victoria de Ferrari en Mónaco desde 2001, una racha anómala en el historial de la casa italiana. Desde entonces habían ganado McLaren, Williams, Renault, Red Bull, Mercedes y hasta Brawn, pero ninguno de los autos rojos de Maranello.

Lo segundo es que Vettel saca una ventaja trascendente a Lewis Hamilton en la lucha por el campeonato. Ya son 25 puntos entre el alemán y el inglés de Mercedes; Hamilton, quien tuvo un fin de semana miserable, solo fue séptimo y ahora necesita ganar sin que Vettel sume para apenas alcanzar al germano.

vettel-monaco-f

Respecto de la carrera, en clasificación Hamilton tuvo problemas en su auto y solo logró quedar decimocuarto, mientras que las Ferrari alcanzaban el 1-2 con una sorpresa: Kimi Raikkonen, especialista en hacer récords de vuelta en carrera, no conseguía una pole position desde 2008 y se ponía en frente de su compañero y del finlandés Valtteri Bottas. Ambos McLaren alcanzaron la Q3, mostrando que el chasis tiene potencial no obstante el terrible motor Honda que llevan, pero la falta de fiabilidad de su medio mecánico los relegó debido a diversas penalizaciones por cambio de elementos en ambos autos.

Como suele ocurrir en Mónaco, la largada definió la mitad de la carrera: los cinco primeros conservaron sus posiciones de salida hasta que comenzaron las paradas en boxes. Tras el Red Bull de Max Verstappen paró el Mercedes de Valtteri Bottas, y Ferrari llamó de inmediato al líder Raikkonen. Sorpresivamente no llamó a Sebastian Vettel sino hasta seis vueltas más, giros que el alemán aprovecho para ponerlo todo en pista, lo que hizo que saliera por delante de Raikkonen tras el único cambio de neumáticos previsto. A partir de ahí no hubo más discusiones en la punta y la cara de funeral de Raikkonen en el podio lo decía todo sobre la decepción del finlandés.

Varios, entre ellos el mismo Hamilton, declararon que Ferrari claramente ya tenía un favorito y que habían manipulado sutilmente la parada de Raikkonen para hacer quedar primero a Vettel. Raikkonen no quiso profundizar en el tema y se limitó a decir que para él el segundo puesto no tiene mucho valor y que no quería decir más hasta revisar bien los gráficos de los datos con el equipo.

Otro hecho importante fue que como Fernando Alonso estaba en Indianápolis, su ex compañero Jenson Button lo reemplazó. Tras circular al final del pelotón durante casi toda la carrera intentó superar a Pascal Wehrlein sin éxito, quedando ambos fuera. El campeón mundial 2009, que no se había subido a un F-1 modelo 2017 antes del jueves, declaró que los autos estaban mucho mejores que los del año pasado y que la F-1 está en la dirección correcta, pero que igualmente no tenía ningún interés en volver a la categoría y que probablemente esta fue su última carrera.

El próximo Gran Premio es el de Canadá, en Montreal, el 11 de junio.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X