Sorpresa: Ferrari vence a Mercedes en Malasia

La sorpresa no fue tanto la victoria de Vettel, sino el hecho de que la Ferrari se mostró rapidísima desde la clasificación.

Guía de: Fórmula 1

El alemán Sebastian Vettel ganó el Gran Premio de Malasia, venciendo sorpresivamente a los Mercedes de Hamilton y Rosberg, consiguiendo así su primera victoria tras dejar Red Bull.

Fue una victoria muy emotiva para el tetracampeón alemán. Vettel tuvo toda su carrera ligada a Red Bull, desde los 12 años, y con ellos creció desde piloto adolescente de karts hasta ser cuatro veces campeón de F-1, siendo esta apenas su segunda carrera desde que llegó a Ferrari, equipo en el que creció idolatrando a su compatriota Michael Schumacher. De hecho, el alemán dejó escapar algunas lágrimas de emoción en la conferencia de prensa posterior a la carrera.

vettel-ferrari-gana

La sorpresa no fue tanto la victoria de Vettel, sino el hecho de que la Ferrari se mostró rapidísima desde la clasificación, dándose el gusto de superar en pista a ambas Mercedes. Es cierto que los neumáticos fueron un factor importante, pero la estrategia de los italianos fue mejor y explica parte importante del resultado.

Los errores de estrategia condenan a Mercedes

El primer zarpazo lo dio Ferrari en clasificación: Vettel fue segundo, muy cerca del poleman Lewis Hamilton, y con Nico Rosberg apenas tercero. Temblaba el poderío de los autos germanos… sin embargo Raikkonen fue apenas 11° en la otra Ferrari.

Ya en carrera, las tres primeras posiciones se mantuvieron hasta que en la vuelta 5 se fue afuera el Sauber de Marcus Ericsson. Hubo que sacarlo con grúa, y  por las nuevas reglas (creadas como respuesta al accidente de Jules Bianchi el año pasado) salió a pista el safety car. Los Mercedes entraron a cambiar neumáticos, una decisión equivocada pues perdieron muchísimo tiempo adelantando otros autos; muy pocos cambiaron gomas en ese momento. Vettel aprovechó de hacer una distancia adelante, y siempre cambió neumáticos después de Mercedes.

Esta estrategia fue clave. Tras el último cambio de neumáticos, Hamilton no logró remontar a velocidad sufieiente para alcanzar a Vettel, y Rosberg tampoco tuvo chances de acercarse, generando así la primera victoria de Ferrari desde España 2013.

Detrás de los tres primeros, Raikkonen fue cuarto y pudo ser mejor de no sufrir con su mala posición en la grilla y un pinchazo temprano. Quito y sexto fueron los Williams de Massa y Bottas, séptimo y octavo los Toro Rosso de Verstappen y Sainz, y luego los Red Bull de Kyvat y Ricciardo, una performance horrible que pone en evidencia los graves problemas de chasis de Red Bull este año, ya que Toro Rosso tiene el mismo motor, pilotos más inexpertos y mucho menos dinero de presupuesto.

Triste lo de McLaren, con dos pilotazos como Jenson Button y Fernando Alonso luchando por no ser últimos y siendo incapaces de terminar, e incalificable lo de Manor Marussia; casi no giraron en qualy, entraron a la grilla de milagro y solo uno de ellos (el debutante Roberto Mehri) pudo largar, terminando a tres vueltas del líder, con un auto que está a años luz del resto. Es bueno que hayan huido de la quiebra, pero para esto?

La próxima carrera es el Gran Premio de China.

 

 

 

 

 

 

 

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X