Vettel gana en Bahrein casi sin neumáticos: Una victoria muy sufrida

El alemán de Ferrari consiguió un triunfo casi mágico, considerando el estado con que llegaron sus gomas.

Guía de: Fórmula 1

Nada podía borrar la sonrisa de Sebastian Vettel tras ganar el Gran Premio de Bahrein. Con esta ya tiene dos victorias en dos carreras esta temporada, una señal potente de que la Ferrari está lista para luchar por el título, esquivo desde hace una década. Pero fue una victoria mucho más sufrida de lo aparente.

En clasificación, todo se dio para Ferrari. Vettel y Kimi Raikkonen hicieron el 1-2, seguidos de los Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton. Sin embargo, el cambio de la caja en el auto de este último hizo que el inglés largara apenas en noveno lugar. Los Red Bull también tenían problemas: un fuerte choque de Max Verstappen en la Q1 lo dejó largando en 15° lugar.

Vettel-Bahrein-1

En la largada Bottas se metió entre ambas Ferrari, y Hamilton comenzó a remontar sostenidamente hasta alcanzar el cuarto lugar. En la tercera vuelta, debacle Red Bull: Ricciardo y Verstappen quedaron fuera casi simultáneamente. Ambas Ferrari iban a dos paradas, al igual que Bottas, mientras que Hamilton parecía querer jugársela a una sola parada. En eso, el golpe de escena: Bottas cambia de estrategia y también pasa a una sola parada, mientras que en el box de Ferrari una mala coordinación a la hora de liberar el auto de Raikkonen en su segunda parada lleva al atropello de un mecánico, la salida del auto con un neumático antiguo y el consiguiente retiro del finlandés, muy molesto por toda la situación.

Esto generó que Vettel quedara sin un escudero, y con Bottas y Hamilton acercándose con la goma blanda. Alrededor de la vuelta 42 Ferrari se dio cuenta de que si paraban a cambiar el neumático del alemán iban a quedar con certeza en tercer lugar… por lo que se la jugaron por aguantar hasta donde más se pudiera. Vettel hizo lo que pudo con sus desgastados neumáticos, superando holgadamente los márgenes de seguridad de Pirelli, pero logró aguantar el asalto final de Bottas, llegando primero con lo justo, aunque quedó la sensación de que con una vuelta más el Mercedes del finlandés lo habría pasado sin problemas. Por eso la tremenda alegría de Vettel al vencer, ya que hizo milagros con un auto que no debería haber ganado en el estado en que venía.

Vettel, el líder

Ahora Vettel lidera el Campeonato Mundial con comodidad por sobre Hamilton y Bottas. La sorpresa del día fue el gran rendimiento de los Toro Rosso-Honda: Pierre Gasly alcanzó el cuarto lugar y Brendan Hartley podría haber sumado también de no tener un parte de penalizaciones. También destacó el quinto lugar de Kevin Magnussen con el Haas-Ferrari, el noveno lugar de Marcus Ericsson (con un Sauber que sigue estando atrás pero parece mejorar respecto a temporadas anteriores) y otra doble llegada en los puntos para McLaren.

Para alarmarse lo de Williams: Lance Stroll y Sergey Sirotkin llegaron últimos, y si ese auto no mejora luego corre serio riesgo de quedar en la última posición del campeonato, una indignidad que un constructor como Williams Grand Prix Engineering jamás ha padecido desde su fundación en 1977.

La próxima carrera es Shanghai, en China, el 15 de abril.

Más sobre Fórmula 1

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X