Inicio » Fotografía » Equipo

¿Cómo elegir una cámara fotográfica? (2ª parte)

En la segunda parte de esta guía para elegir una cámara apropiada, aclaramos la importancia relativa de la óptica, el sensor, y los megapixeles.

En la primera parte comenzamos a acercanos a la cámara apropiada, definiendo presupuesto, lugar de compra y usos que le daremos al equipo. En esta oportunidad, podrá avanzar en su búsqueda, considerando las características técnicas más relevantes.

4. Óptica

Si lo que perseguimos es una buena definición de imagen (capacidad de reproducir detalles de menores dimensiones de manera fidedigna y “limpia”), el tamaño sí importa. Por regla general, un objetivo con dimensiones notoriamente mayores que otro de distancia focal similar, entregará una mayor calidad de imagen. En tal sentido, y como regla general (puede haber excepciones) son las cámaras réflex las que nos entregarán mejores resultados.

Cámaras fotográficas

Foto: Nikon.cl

El tipo de objetivo que usemos afectará la calidad de la foto que tomemos.

Pero no sólo el tamaño importa. Una cámara réflex con objetivo de plástico de grandes dimensiones, entregará una definición de imagen muy inferior al de una cámara compacta con un objetivo convencional de cristal.

Los objetivos de mejores prestaciones, están construidos por varios lentes de cristal, los cuales están recubiertos por diversas capas de pigmentos, que en su conjunto permiten corregir varias aberraciones ópticas.

Las casas fotográficas establecen varias jerarquías dentro de sus productos; por ejemplo, Canon tiene una línea estándar, y otra línea de élite dentro de sus objetivos, estos últimos denominados con la letra “L”, y que están hechos con cristal de fluorita, siendo los más caros de esta marca, lo cual los restringe a usos profesionales o de aficionado avanzado.

¿Importa tanto la definición? Nuevamente, pregúntese cuál es el uso que le dará a su cámara. Los usos más expresivos y artísticos, en su mayoría estarán lejos de necesitar un objetivo de varios miles de dólares; y probablemente con el lente plástico de una Holga les será suficiente.

5. El sensor

Tamaño : Cuando hablamos de calidad y definición de imagen, luego de la óptica, deberíamos fijarnos en el sensor. Aquí el tamaño también importa: hoy por hoy, prácticamente todas las cámaras réflex se han jugado por el formato APS. Pero también se encuentran cámaras de gama alta con sensores de mayor tamaño (partiendo desde el “full frame”), y la mayoría de las compactas presentan sensores de menor tamaño. Mayor tamaño, también será mayor precio.

Tipo de sensor : los más comunes son el CCD y el CMOS; y en menor medida, el Foveon. Las diferencias entre ellos pueden ser bastante sutiles al comparar imágenes, así que no las desarrollaremos. Si quiere hilar más fino y saber más, puede leer artículos como los de José Luis Costa, Neoteo.com o Decamaras.com.

6. Los megapixeles. ¿Son realmente importantes?

Cada sensor está compuesto de pixeles, y en cada uno de ellos irá información de cantidad de luz y color. Su combinación nos dará la imagen completa, y su cantidad, la resolución efectiva de la cámara. Por ejemplo, si un sensor tiene 5200 pixeles de largo, por 3500 pixeles de ancho, da un total de 18 millones 200 mil pixeles, es decir, 18,2 Megapixeles de resolución.

Cámaras fotográficas

Foto: AFP

La cantidad de pixeles de una cámara tiene relación con la ampliación que podamos hacer.

¿Es tan importante este valor? Lo es principalmente, si usted pretende realizar ampliaciones en papel. Teóricamente, una imagen de 8 megapixeles se imprimirá en perfectas condiciones hasta un formato de 20×30 cm. Una de 18 megapixeles, hasta 30×45 cm. ¡Pero atención! Éstas son medidas para una impresión óptima (300 dpi como mínimo). Si bajamos levemente la resolución de impresión, podremos aumentar el tamaño efectivo que lograremos en el papel, y la mayor parte de los usuarios no notará la diferencia. Dicho aumento en el tamaño de impresión, podrá ser mayor si en la toma hemos utilizado una óptica de calidad.

Si quiere ampliar en grandes dimensiones, los megapixeles serán de importancia. Si sólo necesita guardar fotos para verlas a tamaño de pantalla, o para imprimir y montar en un álbum familiar, los megapixeles pierden valor.

Si en cualquiera de los dos casos anteriores, le interesa una buena definición de imagen, primero debe darle importancia a la calidad óptica y al sensor utilizado, y en tercer lugar a la resolución (megapixeles).

Entonces, ya estamos listos para completar nuestra lista con cada característica técnica, lo cual será desarrollado en la tercera parte de esta guía.

Más sobre Fotografía

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X