A cuatro años de la final mundialista: ¿Qué le pasó a la Selección argentina?

Después de aquella final contra Alemania, la "Albiceleste" comenzó una rápida decadencia hasta llegar a esta triste actualidad, en la que reina el caos.

Guía de: Fútbol Argentino

Este viernes es un día nostálgico para los argentinos. Se cumplen cuatro años de aquella final mundialista en el Maracaná, en la cual la gloria estuvo al alcance de la mano y se escapó por muy poco. Aquel gol de Mario Götze en tiempo suplementario le quitó a la “Albiceleste” el sueño de su tercera Copa del Mundo, aunque no le robó las esperanzas de un futuro prometedor en lo inmediato.

Argentina se despedía de Brasil 2014 con la vara muy alta y las ilusiones intactas para lo que estaba próximo, con una generación de futbolistas que despertaban envidia en cualquier selección del mundo y la “chapa copera” de haber alcanzado una instancia tan imposible para la mayoría. Sin embargo, algo falló. Muchas cosas. Todo.

Poco después del Mundial en tierras brasileñas, falleció el presidente de la AFA, Julio Grondona, dejando un legado de deudas, crisis económica y falta de liderazgo. La entidad cayó en el caos, siendo incapaz de establecer un proyecto institucional y mucho menos una bajada de línea deportiva.

Messi y Di María, dos emblemas del mplantel de 2014.

Messi y Di María, dos emblemas del mplantel de 2014.

La renuncia de Alejandro Sabella, estratega responsable de haber llegado a aquella final, dio lugar a una sucesión de tres técnicos en cuatro años. Luego de “Pachorra” llegaron Gerardo Martino, Edgardo Bauza y Jorge Sampaoli. ¿Qué tienen en común estos estrategas? En lo deportivo, absolutamente nada.

Al despido de un DT le siguió la contratación de un colega con ideas de juego totalmente distintas a las de su antecesor, dejando en claro la falta de continuidad de un proyecto futbolístico.

Por supuesto, la falta de títulos fue un factor fundamental. El “Tata” Martino logró un funcionamiento colectivo, pero tras los dos subcampeonatos de América a manos de Chile en 2015 y 2016, todos los dedos apuntaron contra él. Finalmente, no toleró la presión y se fue por la puerta de atrás.

Luego, una triste imagen, muy habitual en el fútbol argentino: entrenadores que no pueden durar más de diez partidos en el cargo si no logran resultados inmediatos. A la nueva directiva de la AFA no le tembló el pulso para despedir a Bauza e ir a buscar a Sampaoli. Y ahora no sabe cómo deshacerse del casildense.

La AFA le hizo un contrato de cinco años a Sampaoli.

La AFA le hizo un contrato de cinco años a Sampaoli.

¿Cuánta fue la responsabilidad de los jugadores emblema de esta generación? Dejando de lado los rumores de un supuesto poder excesivo de su parte, se confió demasiado en que la base del plantel finalista de Brasil 2014 podía devolverle la gloria a la camiseta celeste y blanca. Una responsabilidad más grande de lo que los futbolistas pudieron abarcar, al menos en este caso. Ni Lionel Messi pudo encauzar el rumbo de este barco a la deriva.

Todo esto, en apenas cuatro años. Aquel 13 de julio de 2014 parece muy lejano a esta actualidad. Los resultados en Rusia 2018 son la culminación de un proceso destructivo del cual va a ser difícil recuperarse.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X