Brutal agresión dejó a hincha con muerte cerebral: La sórdida historia que esconde el caso

Un simpatizante de Belgrano padece muerte cerebral luego de recibir brutales agresiones durante el clásico de Córdoba.

Guía de: Fútbol Argentino

Una nueva víctima se suma a la larga lista de fallecidos por la locura que envuelve al fútbol argentino. Esta vez se trata de Emanuel Balbo, un hincha de Belgrano que asistió al clásico de la ciudad de Córdoba (1-1 vs. Talleres) y que recibió brutales agresiones de los simpatizantes de su mismo club.

Según la versión divulgada por los medios cordobeses, la víctima fue golpeada hasta caer desde una altura de tres metros, luego de lo cual fue llevado al Hospital de Urgencias.

Desde la institución médica, informaron este domingo que Balbo padece muerte cerebral. “No hay nada más que hacer”, le dijeron los profesionales a su familia, de acuerdo al portal web del diario La Voz del Interior.

La brutal agresión que terminó con la vida de Balbo:

 

Versiones desmentidas

En un principio, los medios afirmaban que Emanuel Balbo era un hincha rival infiltrado en la parcialidad de Belgrano, en el marco de la prohibición de hinchas visitantes que rige en los estadios argentinos.

Ante estos rumores, Raúl, padre del fallecido, aclaró que su hijo “no es de Talleres, no tiene ningún tatuaje de Talleres ni estaba robando en la cancha”.

Entonces, ¿cuál fue el motivo que desencadenó tanto salvajismo?

Balbo cae de una altura de tres metros y queda inconsciente.

Balbo cae de una altura de tres metros y queda inconsciente.

Una triste historia familiar

De acuerdo a Raúl Balbo, detrás de esta agresión había una historia previa de homicidio: “El problema se arma porque a mí hace cuatro años me mataron un hijo”.

“Él (Emanuel) va a la cancha y se encuentra con uno de los asesinos. Ahí se arma el problema y Oscar Gómez, poco hombre, en vez de él defenderse solo, incitó a la violencia con todos los amigos que tenía ahí agrediendo a mi hijo. Empezaron a pegarle y hacerle lo que le hicieron”.

En declaraciones a La Voz del Interior, Raúl contó la historia de Gómez, el presunto homicida de los dos hermanos: “Es uno de los que me mató a mi hijo en el 2012. Venía corriendo picadas con otro tipo en dos autos, lo llevaron por delante y lo mataron a él y al amigo. Yo estoy esperando que la Justicia haga algo por eso y ahora me están por arrebatar a otro hijo. En vez de defenderse solo, llamó a todos los amigos diciendo: ‘Él es hincha de Talleres, tírenlo de acá porque es hincha de Talleres’”.

Balbo es atendido tras la caída:

 

Mientras tanto, este fútbol argentino salpicado de sangre continuó como si nada hubiera sucedido. La violencia ya forma parte de una idiosincrasia demasiado peligrosa, la cual nadie tiene ni la más mínima intención de arrancar de raíz. En este marco, es cuestión de tiempo para lamentar las próximas víctimas.

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X