¿Cuáles fueron los arbitrajes más escandalosos de los últimos años? Increíbles historias

Luego del polémico San Lorenzo-Boca (1-1), repasamos los encuentros más sospechados de los últimos tiempos en el fútbol argentino.

Guía de: Fútbol Argentino

El arbitraje de Silvio Trucco en el empate 1-1 entre San Lorenzo y Boca Juniors dejó una profunda indignación en los hinchas del equipo “azulgrana”, los cuales acusan fraude, corrupción y hasta involucraron en el asunto al presidente Mauricio Macri, reconocido simpatizante “xeneize”.

Como sucede ante cualquier partido polémico, los debates en diarios y TV se centraron en el escándalo durante toda la semana. ¿Se puede confiar en los arbitrajes? ¿Está todo “digitado” por los directivos de la AFA?

Trucco tuvo una polémica actuación en San Lorenzo-Boca.

Trucco tuvo una polémica actuación en San Lorenzo-Boca.

Lo cierto es que esta discusión existe desde que la pelota rueda en algún césped argentino, aunque siempre con un denominador común: el predominio de un sospechoso beneficio hacia los cinco equipos grandes.

A continuación, proponemos un repaso de los partidos más controversiales y escandalosos de los últimos tiempos, los cuales pusieron en tela de juicio la transparencia del fútbol argentino.

San Martín de San Juan 3 – Huracán 1 (2007)

El encuentro definía el ascenso de uno de los dos a la Primera División. La ventaja 1-0 en la ida le otorgó confianza al equipo porteño, que nunca se imaginó un arbitraje tan perjudicial por parte de Daniel Giménez.

La igualdad 1-1 favorecía a Huracán, que soportaba todos los avances “verdinegros”. Y allí, el escándalo: el juez otorgó ocho minutos de tiempo agregado, los cuales le bastaron a San Martín para marcar dos tantos (uno de ellos, tras una falta muy dudosa) y quedarse con el ascenso a la máxima categoría.

River 3 – Rosario Central 3 (2007)

Con el encuentro 2-2, el réferi Pablo Lunati adicionó seis minutos en el Monumental. Central logró desnivelar el marcador y parecía llevarse los tres puntos, pero el juez del partido adicionó dos más, impidió un cambio defensivo en el equipo visitante y expulsó al arquero suplente del “Canalla” por protestar.

River consiguió un empate agónico y los futbolistas del conjunto rosarino explotaron de ira contra Lunati, quien años después reconoció públicamente su fanatismo por el “Millonario”.

Ya retirado del arbitraje, hoy Lunati es un panelista partidario de River.

Ya retirado del arbitraje, hoy Lunati es un panelista partidario de River.

Vélez Sarsfield 1 – Huracán 0 (2009)

Las casualidades del calendario determinaron que en la última fecha del Torneo Clausura 2009 el puntero (Huracán) debía visitar al escolta (Vélez), en un encuentro que prometía ser inolvidable. Y lo fue, aunque el juego se vio condicionado por la tarea de Gabriel Brazenas.

Brazenas no volvió a dirigir tras el escándalo.

Brazenas no volvió a dirigir tras el escándalo.

Finalmente, el equipo por entonces dirigido por Ricardo Gareca alcanzó la gloria con un gol que hasta hoy se discute: restando apenas siete minutos, Maximiliano Moralez empujó la pelota a un arco desguarnecido, un segundo después de una clara infracción no sancionada sobre el arquero Gastón Monzón.

River Plate 2 – Almirante Brown 0 (2012)

La temporada en el Torneo Nacional B fue durísimo para el club de Núñez, que tuvo una fuerte presión durante todo el año para recuperar la categoría. De hecho, tuvo que aguantar hasta la última jornada para desahogarse.

River estaba obligado a ganarle a un modesto pero aguerrido rival, en un Monumental repleto, para volver a Primera División. Almirante Brown no se la hizo fácil y le presentó una dura batalla, a tal punto que el juez Alejandro Toia tomó demasiado protagonismo.

El árbitro convalidó un gol de David Trezeguet tras una muy evidente posición antirreglamentaria de Rogelio Funes Mori, además de sancionar un penal inexistente a favor de River. Finalmente, el “Millonario” jugó mejor y logró un merecido ascenso, aunque esa última fecha dejó mucha tela para cortar.

San Lorenzo 3 – San Martín de San Juan 1 (2012)

El “Ciclón” ya no tenía margen de error: necesitaba la victoria en su estadio y esperar otros resultados para alcanzar la salvación, en la última fecha del Clausura 2012.

San Martín se puso en ventaja y decretaba el triste destino de San Lorenzo, hasta que el árbitro Germán Delfino le dio al conjunto “azulgrana” un gran empujón. Casi tan grande como el de Carlos Bueno al arquero Leonardo Corti en el tanto del empate, una infracción que, increíblemente, el juez ignoró.

El elenco de Boedo logró reaccionar, dar vuelta el partido y escaparle a la segunda categoría con todo merecimiento, aunque es inevitable recordar aquella ayuda arbitral.

Independiente 2 – Huracán 0 (2014)

Dos equipos con historia grande en el fútbol argentino se vieron las caras nada menos que en el Nacional B, en el encuentro que decidía cuál de los dos retornaba a la máxima categoría.

Con el duelo 1-0 a favor del “Rojo”, Diego Ceballos le invalidó un tanto de Ramón Ábila por un offside inexistente, lo cual disparó el enojo y las denuncias de todo Huracán.

Boca 2 – Rosario Central 0 (2015)

Uno de los encuentros más escandalosos de la historia del fútbol argentino tuvo lugar en Córdoba, por la final de la Copa Argentina 2015. Boca se impuso gracias a un penal insólito pitado por Ceballos y un tanto en posición adelantada, además de una anotación incorrectamente invalidada a Central cuando el partido estaba 0-0.

El árbitro se retiró del estadio con custodia policial ante la ira de jugadores y cuerpo técnico del club rosarino, mientras la delegación “xeneize” recibía el trofeo y daba la vuelta olímpica.

La inrfacción fue fuera del área, pero Ceballos sancionó penal.

La inrfacción fue fuera del área, pero Ceballos sancionó penal.

Lanús 1 – Gimnasia La Plata 0 (2015)

Tal vez no sea un encuentro tan recordado, puesto que no estaba en juego un título o un descenso y tampoco estuvieron involucrados los equipos de los llamados “grandes”. No obstante, el arbitraje de Saúl Laverni fue tan dudoso que merecía una mención.

Un penal “regalado” a Lanús, otro no sancionado a favor de Gimnasia y un gol convalidado con cinco jugadores en offside pusieron en debate la buena fe del réferi, que ya había sido acusado de perjudicar al club platense en numerosas oportunidades.

Lanús 4 – River 2 (2017)

El colombiano Wilmar Roldán hizo un polémico uso del novedoso VAR en las semifinales de la Copa Libertadores: desestimó la tecnología para cobrar un penal a favor de River y, en cambio, decidió utilizarla para sancionar uno para Lanús. Además, fue misericordioso con dos futbolistas “granates” que debieron haber sido expulsados.

Nadie puede quitarle el mérito al equipo de Jorge Almirón, que dio vuelta un 0-2 adverso con cuatro goles en media hora. Sin embargo, este partido obligó a la Conmebol a replantearse la utilización del VAR.

Roldán consulta con el VAR.

Roldán consulta con el VAR.

El fútbol argentino está envuelto en extremas suspicacias y los avances tecnológicos, lejos de ser una respuesta, dejan más en evidencia a los árbitros. Y esta desconfianza, que con sobrados motivos se arraigó en los hinchas, ya forma parte del folclore.

El problema sale a la luz cuando este prejuicio origina una predisposición a la queja desde el minuto cero. De esta manera, ante cualquier mínima falla del réferi (un offside milimétrico, una infracción no cobrada, un corner mal sancionado) se desatará un escándalo, a veces, innecesario.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X