Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Diego Maradona: Las fiestas prohibidas y excesos que lo dejaron al borde de la muerte

El historial incluye adicción a las drogas, malas compañías e inestabilidad emocional; en conjunto, convirtieron al exjugador en un personaje vulnerable.

Tiempo atrás, la expareja de Guillermo Cóppola, quien fuera el representante de Diego Maradona en sus épocas de jugador, confirmó lo que era un secreto a voces.

Versiones acerca de las noches que el genio futbolístico pasaba con desenfreno y que en el imaginario colectivo se daban por sabidas, pero que hasta entonces se trataba de supuestos, carentes de una voz que las corroborara.

www.futbolizados.com

www.futbolizados.com

Marcela Ortiz, decidida a narrar la desordenada vida a la que se exponía Maradona de la mano de Cóppola, describió hace algunos años las noches de desbordes que pusieron en serio riesgo la vida del ex 10 de la Selección Argentina.

Previsible: las malas compañías profundizaron y agudizaron los problemas de adicciones, especialmente a la cocaína, que el exjugador del Nápoli y Barcelona, entre otros, ya traía incorporados. Relaciones que hicieron mella en el vulnerable estado de salud de “Pelusa”.

A Cóppola, otrora personaje mediático que gustaba de la noche, como se dice en la Argentina, “más que el dulce de leche”, le encontraron en su domicilio un jarrón que contenía droga, alimentando el mito de que fue este agente el que sumergió a Maradona en el mundo de las fiestas donde el consumo de sustancias prohibidas era habitual.

“Yo vi drogas, exceso, lujuria y más también. Se distribuían drogas en una bandeja en las fiestas que hacían. Diego no fue cuidado. En esa época -Maradona asumió haber incursionado por primera vez cuando tenía 22 años, en 1982- no tenían asumido su problema con la droga”.

El propio campeón del mundo con Argentina en México ’86, admitiría con alto grado de dramatismo las sensaciones que le produjeron estas sustancias la primera vez: “De entrada, cuando probás, es un gran shock”.

“Un shock emocional grande. Parece que querés arrasar el mundo.Y después te entra una soledad tremenda. Una soledad y un miedo terribles. Te crea dudas… Y cuando te viene el bajón, ahí es cuando tenés que tener mucho equilibrio porque si no te matás”.

El hijo extramatrimonial que Maradona concibió con la italiana Cristiana Sinagra, -Diego Maradona Jr., hoy ya con 29 años- forma parte de la década de los ’80, infame para el exjugador. Década llena de excesos que, evidentemente, convenían al polémico entorno del enganche.

Esta situación, además, originó los correspondientes conflictos con su mujer, Claudia Villafañe, a quien el año pasado denunció penalmente por haberle robado, en teoría, cerca de 5 millones de dólares.

Ortiz brindó su postura acerca de esta relación por fuera de su matrimonio: “El tema de Sinagra siempre fue tabú. A puertas cerradas siempre se dijo que solo fue una noche. A ella no la vi nunca, pero en las reuniones había otras mujeres”.

Maradona confirmó en agosto de 2015 que estas historias que lo mantuvieron al borde de la muerte -fue ingresado en 2004 a la Clínica Suizo Argentina con una crisis hipertensiva- forman parte de su oscuro pasado.

Diego precisó que “hace 12 años (coincidiendo con la fecha de internación mencionada) que dejé la droga. La dejé, porque no me dejaba levantarme como lo hago hoy todas las mañanas”.

 

 

 

 

 

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X