El aniversario más triste: A 18 años de la dolorosa eliminación de Argentina en el Mundial Corea-Japón

El 12 de junio de 2002, la "Albiceleste" sufrió una de las frustraciones más grandes de su historia.

Guía de: Fútbol Argentino

Pocas veces en la historia la selección argentina había llegado a un Mundial tan bien preparada, con una base definida, la moral por los cielos y la chapa de candidata brillando en el escudo. Por eso el golpe en Corea-Japón 2002 fue durísimo: cuanto más altas son las expectativas, más fuerte es la caída.

A pesar de su favoritismo para pasar el Grupo F en lo más alto, la “Albiceleste” de Marcelo Bielsa llegó al encuentro decisivo con la soga al cuello. Tras vencer 1-0 a Nigeria y caer por el mismo resultado ante Inglaterra, no había margen de error. El 12 de junio, contra Suecia, sólo había dos opciones: ganar para pasar de ronda o sellar el papelón.

El plantel argentino estaba repleto de estrellas.

El plantel argentino estaba repleto de estrellas.

Los nervios fueron protagonistas en la ciudad japonesa de Osaka. Argentina tuvo chances para ponerse en ventaja, pero ese juego fluido que brillaba en la previa del certamen se había desvanecido. Sólo arrebatos de un plantel presionado y muy tenso.

A los 14 minutos de la etapa complementaria, Anders Svensson, con un maravilloso tiro libre al ángulo, le dio al elenco de Bielsa un cachetazo tan fuerte que repercutió hasta el otro extremo del mundo, donde millones de transandinos comenzaban a saborear la amargura en esa fría madrugada sudamericana.

Suecia le dio a Argentina uno de los golpes más duros de su historia.

Suecia le dio a Argentina uno de los golpes más duros de su historia.

Apenas quedó tiempo para un penal dudoso y un gol de rebote de Hernán Crespo. EL 1-1 resultó insuficiente, pero en definitiva fue una conclusión lógica de un equipo que había generado expectativas en poco contacto con la realidad.

Gabriel Batistuta, Juan Sebastián Verón, Diego Simeone, Ariel Ortega, Claudio “Piojo” López, Juan Pablo Sorín, Pablo Aimar, Javier Zanetti y Claudio Caniggia formaban parte de ese plantel que había viajado con todas las ilusiones de alcanzar el título, pero sólo se llevaron una de las vergüenzas más grandes de la historia del fútbol argentino.

Fue la despedida de Batistuta de la selección.

Fue la despedida de Batistuta de la selección.

Argentina 1 – Suecia 1 (2002):

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios