Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

El trágico accidente del que formó parte Diego Buonanotte y que lo marcó para siempre

El mediocampista ofensivo que hoy milita en la Universidad Católica de Chile nunca pudo superar lo que le ocurrió.

tragedia-buonanotte
La áspera relación que tuvo Diego Buonanotte con Esteban Pavez  en el último UC-CC en San Carlos de Apoquindo por Copa Chile sirve, no solo para repudiar la actitud desleal del futbolista colocolino, sino también para traer a colación un recuerdo triste que llena el alma del argentino de dolor y que el chileno precisamente se lo enrostró.

Diego Buonanotte le ha dado unas cuantas alegrías a los hinchas de la Católica. Y la realidad es que empezó con buen pie: en su primer clásico ante la “U”, su equipo salió vencedor por 3 a 0. Alegría es, justamente, lo que pretende sentir el “enano”, como lo llamaban cuando apareció en River Plate.

Pasaron casi 10 años de su debut en la institución millonaria. Pero en el medio, un accidente trágico le cambió el semblante para siempre. De esa alegría con la que pretendía desenvolverse, al llanto desconsolado. Al llanto permanente.

El 26 de diciembre de 2009, Buonanotte volvía de los festejos por Navidad en la ciudad santafesina de Teodelina, su ciudad natal, junto a sus amigos. La lluvia empeoró el estado de la ruta y el jugador cayó en la trampa. Perdió el control del automóvil, se fue de la acera y chocó contra un árbol. Como consecuencia del impacto, fallecieron los tres acompañantes.

www.futbolred.com

www.futbolred.com

La investigación correspondiente determinó que el mediocampista no tuvo responsabilidad sobre lo ocurrido, resultando sobreseído. De todas formas, ese alivio es solo parcial: cada vez que recuerda el hecho, le es inevitable quebrarse, emocionarse.

“Todo el tiempo estoy pensando en lo que sucedió. Cuando entro en la cancha me olvido de todo, pero en un momento de máxima alegría como es un gol, ahí es donde me acuerdo de ellos y se los dedico porque me están mirando desde allá arriba” supo decir, agregando que “es una dedicatoria para mis amigos que ya no están. Lo siento de esa forma. Lo tomo como una forma de cariño, de tenerlo presente”.

Además, reflejando la inmensa tristeza por haber formado parte de este accidente, dejó en claro que hubiera preferido ser él quien perdió la vida: “¿Por qué no me tocó a mí?”. y señaló que  “conservo las condiciones, pero no voy a ser la misma persona que antes. Mi cabeza no es la misma”.

La carrera del “enano”, desde ese instante, tampoco fue la misma. Es que la vida no fue la misma. Por eso, deambuló por el Málaga español, para luego jugar en Granada, del mismo país y el Pachuca de México.

El año pasado regresó al país para desempeñarse por espacio de 6 meses en Quilmes. Durante la temporada 2015/2016 pasó por el AEK de Atenas, sin demasiada regularidad, hasta llegar a su destino actual, la Universidad Católica.

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X