Estos son los penales más absurdos que verás en el fútbol argentino: No hay explicación posible

Algunos de los penales más increíbles de los últimos años en el fútbol argentino.

Guía de: Fútbol Argentino

Una mirada a los archivos permite rescatar bloopers inolvidables dentro del área que significaron penales, con el alto costo que esto implica para los equipos. La pasión a full, el descontrol, la estupidez en algunos casos, el absurdo en todos ellos. A continuación, algunos de los penales más increíbles de los últimos años en el fútbol argentino.

- Claudio Úbeda. Al histórico defensor de Racing no se le ocurrió mejor idea que rechazar una pelota con su mano, nada menos que en un clásico vs. Independiente.

 

- Gastón Sessa. El arquero, reconocido por su temperamento, recogió fácilmente la pelota y, de paso, le hundió los tapones en la cara a Rodrigo Palacio, durante un Boca-Vélez de Copa Libertadores. Inexplicable.

 

- Jonathan Bottinelli. Un codazo innecesario en la cara de Radamel Falcao valió un penal y una expulsión. Afortunadamente para él, ese día San Lorenzo eliminó a River de la Copa Libertadores.

 

- Adalberto Román. El defensor paraguayo cometió una de las faltas más recordadas de la historia: con ese penal, Belgrano de Córdoba abría el camino para el descenso de River Plate al Nacional B, en 2011.

 

- Lautaro Gianetti. El defensor, que representó a la Sub 20 de Argentina en 2013, rechazó con el brazo un centro intrascendente, cuando el partido se terminaba, y posibilitó un inesperado empate de Bolivia. Ese día, la “Albiceleste” quedó eliminada del Campeonato Sudamericano.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X