Hija de Diego Maradona revela penosos detalles del funeral de su padre: “Algunos estaban totalmente ebrios”

Gianinna Maradona relató en primera persona los incidentes del 26 de noviembre en la Casa Rosada.

Guía de: Fútbol Argentino

Gianinna Maradona no es la más mediática de su familia, pero cuando decide irrumpir en la opinión pública sabe cómo hacerlo. Sin ningún filtro, tal como lo hacía su padre, se desahogó en su cuenta de Twitter sobre los incidentes en el velorio público del “Diez”, llevado a cabo el pasado 26 de noviembre en la Casa Rosada.

La hija menor de Diego y Claudia Villafañe agradeció “profundamente” a los hinchas que se acercaron “para rezar, prender una vela o llorar en silencio” y a todos “los que hicieron la cola respetando al otro” en el palacio de Gobierno transandino. “Algunos transmitían su dolor, otros estaban totalmente ebrios“, recordó.

“Querían que dejáramos a mi papá tres días. Tres días sin dormir no íbamos a estar ahí y tampoco lo íbamos a dejar solo (por dejarlo un rato solo salieron esas fotos horribles)“, manifestó Gianinna, haciendo referencia a las imágenes filtradas desde la casa de sepelios.

“¿No lo íbamos a ver más por dejarlo ahí así llegaban a despedirlo? No. Lo compartimos toda la vida. En vez de agradecer eso, algunos sienten la necesidad de criticarnos y juzgarnos. Me acostumbré que, llevando mi apellido, haga lo que haga me van a criticar. Vi cómo se lo hicieron a mi papá y aún en el cielo siguen y siguen señalándolo“, disparó.

"Haga lo que haga, me van a criticar", manifestó Gianinna.

“Haga lo que haga, me van a criticar”, manifestó Gianinna.

Al mismo tiempo, la hija de Maradona recordó que, cuando comenzaron los incidentes, los gases lacrimógenos le lastimaron la garganta y los ojos: “Era insostenible. Había que tomar una decisión y la tomé yo cuando empezaron a revolear cosas. Lamentablemente, él no podía seguir ahí. En esas condiciones no. No se lo merecía“.

Por otra parte, Gianinna exigió “empatía y respeto” a quienes criticaron a la familia Maradona por haber terminado abruptamente la ceremonia.

“Y por último, con respecto al lugar donde descansa, está con sus papás, como él quería. ¿Es un lugar privado? Sí. Y yo puedo ir a verlo las veces que quiera sin que me miren a ver qué hago o dejo de hacer o si pueden sacarme fotos para luego publicar con algún título rancio. Morbo pleno. Lamento no dárselos“, cerró la joven de 31 años.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios