Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Jugada histórica: El increíble gol que no fue por “excesivo” juego limpio

El arquero de Peñarol de Montevideo descuidó el arco por asistir a un jugador de Huracán que estaba en el piso; el árbitro invalidó la jugada previo a la conversión.

La Copa Libertadores esconde historias futbolísticas de antología. Todo momento es bueno para recordarlas, para revisarlas. Situaciones inverosímiles, tras las cuales la única reacción posible es asombrarse.

Y anoche, en el partido de la fase de grupos entre Peñarol de Montevideo y Huracán disputado en el mítico Estadio Centenario -sede de entre otros partidos de la final del Mundial de 1930 ganada por Uruguay a Argentina- sucedió una de esas jugadas insólitas, dignas de volver a ver ya que resulta insólito, incluso, que haya transcurrido en el fútbol profesional.

Ezequiel Miralles, punta del elenco argentino, se encontraba desplomado en el césped, lo que motivó la asistencia del guardameta uruguayo Gastón Guruceaga, olvidando que al hacerlo dejó la puerta abierta para el gol rival.

Gol que llegó, pero que no que fue admitido porque el árbitro César Ramos pitó antes de que otro jugador de Huracán anotara lo que hubiera significado el 2 a 0 en favor de ese conjunto. Los jugadores del “Globo” se le fueron encima al mexicano, no pudiendo entender porqué invalidó la acción.

La intención de dar una mano siempre es loable. Lo cierto es que la jugada se presta para el debate. El fútbol es engaño, picardía. También, es buena predisposición a ayudar a un colega que está en el piso. ¿Tú, qué opinas? ¿La jugada estuvo correctamente invalidada o debió otorgarse el gol?

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X