La increíble historia de Alfonso Domínguez: Fue elogiado por Maradona y hoy lucha por llegar a fin de mes

El exfutbolista uruguayo recordó con una sonrisa al astro argentino.

Guía de: Fútbol Argentino

El 9 de julio de 1987 significó un punto de inflexión para la carrera deportiva de Alfonso Domínguez. Ese día, el futbolista de la selección uruguaya, con apenas 21 años, tuvo la ardua tarea de hacerle marca personal al ya consagrado Diego Armando Maradona. Y definitivamente tuvo éxito, al punto que, una vez consumado el triunfo de la “Celeste” por 1-0 en el Monumental de Buenos Aires, el astro transandino le dedicó un elogio que le dejaría una huella por siempre: “Es el único defensor al que enfrenté que me marcó sin pegarme”.

En una entrevista con el medio argentino Infobae publicada este martes, Domínguez admitió que ese reconocimiento le abrió muchas puertas. “Con lo que dijo, me tendió una mano para poder llegar al ‘Millonario’”, manifestó el exfutbolista, quien poco después cruzó el Río de la Plata para vestir la camiseta de River. “Además, me ayudó a tener una carrera un poco más larga. Soy un agradecido a Diego, porque no era necesario hacer esa declaración”.

Luego del triunfo de Uruguay, Maradona reconoció la tarea de Domínguez.

Luego del triunfo de Uruguay, Maradona reconoció la tarea de Domínguez.

Su palmarés es más que meritorio: ganó dos ligas uruguayas (1985 y 1986), un par de torneos argentinos (1993 y 1994), aquella Copa América de 1987 y la Libertadores del mismo año con el “Carbonero”. No obstante, hoy tiene que rebuscárselas para sobrevivir todos los meses.

“No tengo un buen pasar económico y estoy día a día peleándola. Nuestra época no es como la de ahora. Lo poco que uno hizo debe mantenerlo o mejorarlo. Lamentablemente, surge esto para subsistir”, se lamentó Domínguez, quien actualmente trabaja para la intendencia de Durazno, su pueblo natal, y dirige en un club de barrio: “La situación económica de Uruguay te lleva a que como ex jugadores no tengamos un buen piso para vivir el resto de nuestra vida medianamente cómodos”.

Domínguez (derecha) celebra la obtención de su único título con la "Celeste".

Domínguez (derecha) celebra la obtención de su único título con la “Celeste”.

Por otro lado, el exfutbolista “charrúa” tuvo elogios para Daniel Passarella, su DT en River, con quien aprendió “a respetar al jugador, a la hinchada y a los compañeros”, así como destacó su rol de “jefe del grupo” al saber “diferenciar la amistad del compañerismo”.

En contraste, le quedó el sinsabor de no haber podido demostrar todo su potencial en Argentina: “Passarella no se puso en mi lugar para darme el tiempo que necesitaba y jugársela por mí. Necesitaba un poco más de adaptación y un cierto tiempo en cancha, pero no lo tuve. Yo tenía como competidores del puesto a (Fabián) Basualdo y a (Ricardo) Altamirano, ambos titulares en el seleccionado argentino. Las oportunidades que me dieron no pude aprovecharlas”.

Hoy, Domínguez es empleado municipal y lucha por llegar a fin de mes.

Hoy, Domínguez es empleado municipal y lucha por llegar a fin de mes.

“Me hubiera gustado quedarme mucho más tiempo en River. Tuve la posibilidad de ir a San Lorenzo, pero por una cuestión económica no se pudo dar”, afirmó Domínguez, quien guarda una espina clavada, pero se dio el gusto de salir campeón en Argentina. Y, además, tuvo el privilegio de haber sido elogiado por el mismísimo Maradona.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios