Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Las peores 10 patadas del año en el fútbol argentino: Violencia extrema

Repasamos las patadas más violentas del fútbol argentino y que en muchos casos, por imprudencia o deslealtad, provocaron lesiones de suma gravedad.

El 2015 se encuentra promediando su penúltimo mes. Y una de las características salientes del torneo Julio Humberto Grondona que obtuvo Boca Juniors fueron las patadas con extrema violencia que, ya sea por imprudencia o deslealtad, provocaron en muchos casos lesiones de gravedad que requirieron una larga recuperación.

Gran momento, entonces, para repasar aquellas jugadas que hicieron trabajar a los médicos de los distintos equipos. Curiosamente, varios jugadores del equipo campeón se vieron involucrados en situaciones desafortunadas.

Carlos Tevez, el “distinto” que volvió de la Juventus de Italia para jugar en el club del cual es hincha, tuvo un cruce con Ezequiel Ham, de Argentinos Juniors. Tevez dejó el botín demasiado alto e impactó en Ham… quien aun se está recuperando de la lesión que le causó el delantero.

 

Agustín Orion, arquero de Boca, y una muy fea patada al delantero uruguayo Carlos Bueno. Expulsión para el ex-San Lorenzo y fractura para el atacante. La gravedad de la acción dejó también al arquero tendido en el césped.

 

Nuevamente el portero del xeneize en una acción similar a la que lo enfrentó a Bueno, en este caso ante Lucas Gamba, de Unión de Santa Fe. El desenlace de esta jugada también terminó con el arquero yéndose a las duchas antes de tiempo.

 

El clásico entre Lanús y Banfield llegaba a su fin y el delantero colombiano de Banfield Mauricio Cuero fue víctima de una patada “casi voladora” por parte de Carlos Araujo. En la repetición puede observarse con mayor detalle la dureza con la que el defensor le entra a su rival.

 

Otro clásico, en esta oportunidad el más importante de los clásicos: River Plate vs. Boca Juniors, en el partido de ida de los octavos de final de Copa Libertadores, y Ramiro Funes Mori, hoy en el Everton inglés, le aplicó una patada digna del mejor karateca a Pablo Pérez.

 

Emmanuel Mas, lateral izquierdo de San Lorenzo, fue en búsqueda de la pelota, pero encontró la cabeza de Gonzalo Bettini, de Banfield. Una jugada que impacta por lo temeraria.

 

Daniel Díaz, rudo defensor de Boca Juniors, y un planchazo similar al de Funes Mori. El rival que recibió el botín de Díaz se llama Maximiliano Oliva y en ese momento jugaba en Crucero del Norte, descendido a la Primera B Nacional. Era penal, obviado por el árbitro Mauro Vigliano.

 

Milton Casco es frecuentemente convocado para jugar en la Selección Argentina y fue transferido de Newell’s Old Boys a River Plate. Sin embargo, cuando jugaba para el equipo rosarino, le entregó un “regalo” a Neri Domínguez, de Rosario Central. Otro penal que el árbitro, erróneamente, no sanciona.

 

El karate una vez más se mezcla con el fútbol: Leonel Galeano, defensor de Godoy Cruz, salió con rapidez para intentar anticipar a Federico González, de Tigre, pero encontró el cuerpo del delantero que se interpuso entre él y la pelota.

 

Marco Ruben volvió a Rosario Central, equipo donde se inició, proveniente de Tigres de México. Y finalizó el campeonato con una gran marca goleadora, anotando 21 tantos. Eso sí: también pegó, y la víctima fue Luciano Aued, de Racing.

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X