Inicio » Fútbol Argentino » Equipo

Video de niño que llora y suplica que no vendan a un jugador de su equipo

Un pequeño hincha de Racing no quiere que el delantero Gustavo Bou se aleje de la institución y lo demuestra en emocionante video en el que se larga a llorar.

Los niños entienden todo. Saben conmover y demuestran sus sentimientos mejor que cualquier adulto. Y si esos sentimientos, además, están relacionados al fútbol, el resultado es un chico implorando para que una de las figuras del equipo, al considerar que su despedida es inminente, continúe en la institución que lo representa.

El futbolista-receptor de semejante historia es Gustavo Bou, delantero que en 2014 llegó a Racing Club desde Gimnasia y Esgrima de La Plata. Al principio, los hinchas miraron con recelo la contratación del ex-River Plate y Olimpo de Bahía Blanca por entender que era un jugador “del montón” o “medio pelo” que no triunfaría en la “Academia”.

Niño llora

Con el correr de los partidos, “la Pantera” les fue demostrando a los críticos que -con un uso desmedido del prejuicio- desconfiaban de su capacidad, que estaban equivocados. Muy. A tal punto, que la delantera “Milito-Bou” se convirtió para la gran mayoría de los racinguistas en un clásico, en el hit del momento, en esperanza de gol.

Ahora, salvo a algún despistado que olvidó dónde dejó la pastilla para la memoria, nada despega a Bou de los hinchas. Ni siquiera la pelea contra el presidente del club que amenazó con una despedida en el verano. Tampoco, la lesión que lo sitúa en un lugar de duda para el partido frente a Atlético Mineiro por Copa Libertadores.

Así fue que un niño, de solo pensar en el muy probable adiós del atacante, entró en llanto y fue grabado mientras se quejaba, además, del potencial desmantelamiento del plantel.

“Si venden a Bou y otro día a Milito y otro día a Lisandro (López)… no quiero que vendan a Bou. ¿Para qué? Que no lo vendan y listo. Es el mejor jugador en Racing. Por eso no quiero que lo vendan. Encima vino cuando perdíamos todos los días. Vino primero que Milito. Y ahora estamos ganando por Bou”.

La angustia, como puede apreciarse en el video, fue imposible de frenar incluso para el padre, quien arriesgó a plantear que a lo mejor el jugador oriundo de la ciudad entrerriana de Concordia pretendía irse. La respuesta no dejó dudas: “Nunca se va a querer ir”.

Sugerencia: Prestar especial atención al detalle de su lagrimoso rostro, impregnado del azúcar proveniente de una factura que se encontraba saboreando.

 

Más sobre Fútbol Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X