Barcelona vs Real Madrid: La historia de una rivalidad total que excede el deporte y cruza hasta la política

Este domingo 22 de marzo se llevará a cabo una nueva versión del derby español, cuando catalanes y merengues se enfrente en el Camp Nou a las 17 horas.

Guía de: Fútbol Internacional

Este fin de semana el fútbol mundial está de fiesta, pues se llevará a cabo uno de los partidos más importantes del deporte rey, el derby español entre el Barcelona de Lionel Messi y el Real Madrid de Cristiano Ronaldo.

La rivalidad entre catalanes y merengues es histórica, se trata de dos equipos que desde siempre fueron archirrivales y que además encarnan una diferencia total que incluso escapa al fútbol, como deporte.

real-madrid-barcelona-3

“Es el reflejo de la rivalidad en otros ámbitos: la ciudad industrial por excelencia, como es Barcelona, y la ciudad financiera, administrativa y de poder, como es Madrid”, explica Eduardo González, del departamento de Humanidades: Historia, Geografía y Arte de la Universidad Católica III de Madrid, casa de estudios que aportó al ambiente de este clásico español con un particular estudio.

Según explica González en su estudio, la rivalidad entre el Barcelona y el Real Madrid comienza a gestarse en el campeonato español de 1916, cuando en España reinaba la popularidad de los equipos vascos, como el Athletic de Bilbao.

Entonces, según el profesor, ya existía una sensación entre los catalanes de que el Madrid era constantemente favorecido por los árbitros de la época. A tal punto llegaba dicha percepción que el ese año “el Madrid ganó el cuarto y decisivo partido de desempate por 4-2 el 15 de abril de 1916, presuntamente gracias al apoyo del árbitro José Ángel Berraondo, y el club catalán abandonó el campo antes del final del partido en señal de protesta por el último gol blanco, que consideraron fuera de juego de Aranguren”, contó.

Luego, vino en el 13 de junio de 1943 el escándalo de “Chamartín”, día en que se oficializó la rivalidad entre ambos clubes. El Barcelona había goleado 3-0 al Real Madrid por las semifinales de Copa, pero había destacado la hostilidad con la que el público catalán había recibido al plantel merengue, emulando lo que sucedía con los habitantes de la ciudad de Barcelona y los de Madrid.

Y dicha hostilidad quedó en la retina, tanto así que cuando el Barcelona FC fue a Madrid a jugar la vuelta, cuenta la leyenda que el árbitro y hasta los mismos jugadores catalanes fueron amenazados, “algo” podía ocurrir si ganaban.

Fernando Argila, portero suplente de aquel Barcelona, dio su testimonio en una entrevista con el Periódico de Catalunya.”No fue necesario que la policía entrase en nuestro vestuario, como se ha escrito”, relató.

real-madrid-barcelona-1

El resultado final de toda la hostilidad terminó por sellar la mayor humillación del equipo de Barcelona en el fútbol, un 11-1 que generó tanta polémica que hasta los presidentes de ambos clubes fueron destituidos.

Diez años más tarde, la rivalidad entre el Barcelona y el Real Madrid volvió a reflotar. Primero el protagonista de agudizar la crisis fue Di Stefano, quien puso a ambos clubes en veredas contrarias.

Pero lo más importante fue que el Real Madrid se consagró como el equipo que representaba al régimen político de Franco y el embajador de España en Europa. Desde la ciudad de Barcelona, los hinchas veían el duelo como una pelea contra el centralismo y desde Madrid la cosa no era menos mala, veían a los catalanes como parte de otro país.

De a poco se crea una relación política a cada uno de los que termina por hacer imposible una reconciliación de los hinchas. El Barcelona es símbolo del nacionalismo, mientras que el Real Madrid es el paradigma del centralismo. Esto influye incluso en el momento en que los hinchas toman preferencia por uno u otro equipo, imperan principios que van más allá de lo deportivo.

Desde entonces, el Real Madrid y el Barcelona han protagonizado definiciones en partidos clave, han luchado por quedarse con el fichaje de jugadores de talla mundial y mucho más, instancias es las que no existe un quiebre entre ambos clubes y sus hinchas, sino que solo reflotan una rivalidad que nació hace muchos años atrás, cuando muchos de los protagonistas de hoy incluso todavía no nacían.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X