El nuevo estándar del futbolista chileno en Europa

Desde Salas en Lazio y Zamorano en Inter de Milán, Chile no tenía jugadores en la elite. Ahora están Sánchez (Barcelona) y Vidal (Juventus). La gran diferencia es que ahora hay otros más con logros importantes.

Iván Zamorano y Marcelo Salas eran los embajadores del fútbol chileno en el extranjero, sobre todo en Europa, por haber jugado en equipos de elite y que peleaban cosas importantes, como Real Madrid e Inter de Milán en el caso de ‘Bam Bam’, y Lazio y Juventus en el caso del ‘Matador’. Eran los únicos, hasta ahora, que una nueva camada de jugadores, liderados por Alexis Sánchez y Arturo Vidal, se consolidan en los clubes más mediáticos e históricos.

Después de años con jugadores que no permanecían más de un año, generalmente por extrañar a la familia y a los amigos, hoy existe una nueva generación que tiene claro que el camino a la gloria en el extranjero es algo más complicado que en Chile.

Lo del ‘Niño Maravilla’ es conocido. Brilló en Udinese, un club menor de Italia, y dio el salto a Barcelona, equipo con el cual ya ganó dos títulos en 36 días de trabajo y en su debut en Camp Nou anotó su primer gol para los ‘blaugranas’.

Chulenos Europa

Foto: AP

Vidal es una de las nuevas figuras de Juventus.

Las luces se han ido con Sánchez y han eclipsado el otro gran salto de un futbolista chileno. Arturo Vidal fichó en Juventus, uno de los equipos con más historia de Italia y Europa, transformándose en el segundo jugador nacional en ponerse la camiseta de la ‘Vecchia Signora’ después de Marcelo Salas.

Se integró tarde al cuadro de Turín -después de Copa América y del partido de la ‘Roja’ ante Francia en Montpellier- pero eso no fue impedimento para que en su primer partido más o menos en serio, el Trofeo Tim ante Inter y AC Milan, anotara y deslumbrara por su personalidad, dinámica y visión de juego.

Así, Chile tendrá dos jugadores en dos de los equipos más grandes del mundo -entre Barcelona y Juventus suman 48 campeonatos locales y seis Champions League- al igual que cuando Zamorano y Salas brillaban en Inter y Lazio, salvo por una diferencia: ‘Celia’ y el tocopillano no están solos, como ‘Bam Bam’ y el ‘Matador’ en ese entonces. Hoy tienen escuderos que también sueñan con llegar a clubes de más renombre.

Cerca del gran paso

Ser futbolista chileno y llegar directamente a un club grande de Europa es casi imposible. No es como los argentinos, que saltan de Vélez Sarsfield o Independiente al Atlético de Madrid o Inter de Milán. No, el jugador nacional debe pasar por un club menor y ahí ganarse un nombre por algunas temporadas para ser pretendido por alguna gran institución.

En ese camino están Mauricio Isla (Udinese), Carlos Carmona (Atalanta), Gary Medel (Sevilla), Claudio Bravo (Real Sociedad), Mauricio Pinilla (Palermo) y Felipe Seymour (Genoa), que en mayor o menor grado, ya están en los planes de equipos importantes.

El ‘Huaso’ por ejemplo, tuvo acercamientos con AS Roma, el Lokomotiv de Moscú e incluso el AC Milan -del cual el ex UC se declaró seguidor- pero optó por seguir en el cuadro de Friuli, al menos por esta temporada, sin embargo, lo más probable es que en junio próximo, o incluso en enero, cambie de equipo y sea uno que relevancia en Europa.

Caso parecido es el de Carmona, que llegó en silencio a Reggina a comienzos del 2009, pasó a la Atalanta el 2010, y ya fue tentado por equipos más importantes como CSKA Moscú y Lille, que lo querían para jugar la presente Champions League, ofertas que seguramente se incrementarán si el oriundo de Coquimbo mantiene su nivel en la Serie A.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X