Ex compañero de Marcelo Salas en River Plate y la vida de anti lujos que lleva

Fue uno de los futbolistas más requeridos en la década de los 90 y fue tricampeón con el cuadro millonario.

Guía de: Fútbol Internacional

Argentina es un verdadero semillero de cracks del fútbol. De eso no cabe duda. En esa categoría esta el nombre de Roberto “El diablo” Monserrat, compañero de Marcelo Salas en el histórico River Plate de 1996.

San Lorenzo, River, Racing y hasta la selección argentina, fueron las camisetas que vistió el diablo Monserrat, quien fuera uno de los futbolistas más requeridos en la década de los 90 y quien además fue tricampeón con el cuadro millonario.

diablo-monserrat1

Una época de gloria y de bonanza económica que bien pudo haberle subido los humos a Roberto Monseerrat, pero aquello no sucedió.

Con los pies bien pegados a lo terrenal, Monserrat supo no nublarse con los miles de dólares y la fama que le trajo el haber tenido ciertos pergaminos futboleros.
Así, de un momento a otro decidió dejar el fútbol y dedicarse a tener una vida tranquila en Córdoba, su lugar en el mundo.

diablo-monserrat2

Ya en el retiro, Monserrat se dedicó al arriendo de salones de eventos durante 12 años, hasta que llegó la pandemia y lo hizo tener que cerrar dicho emprendimiento.

“Los salones de fiesta los mantuve durante 12 años y cerré con la pandemia. Aguanté cuatro meses pagando el alquiler como si hubiera estado trabajando, pero al ver que no se movía decidí cerrarlos para no clavarme. Pude guardar todos los juegos que al ser de hierro duran un largo tiempo; lo que sí, cada tanto pongo en marcha el motor para que no se oxiden”, contó el ex futbolista y compañero de Marcelo Salas a La Nación.

En esa línea, “el diablo” asegura que supo cómo invertir lo que ganó como deportista, y que gracias a eso hoy no trabaja. Esto, gracias al arriendo de un campo.

diablo-monserrat

“No soy de comprarme autos, ropa, hacer viajes a Miami, no soy de gastar. Es más, ahora tengo un auto tranqui (Nissan Tiida 2011) y me han dicho: ‘Che, te podés comprar otro’. Mi filosofía es que hasta que no se me rompa no lo voy a cambiar. Aparte no sabés lo que anda, me lleva a Buenos Aires, puedo circular por Córdoba…”, dijo Monserrat, dando cuenta del contraste de su visión con la de los actuales futbolistas jóvenes.

“Yo sabía que cuando jugás te entran 1000 pesos y cuando te retirás, solo 50. Si gano 100 mil pesos y el BMW mantenerlo sale 80… mejor sacatelo de encima y comprate un Fiat 600″, concluyó el Diablo, histórico futbolista del recordado River Plate de 1996.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios