FIFA Balón de Oro, trofeo nuevo con historia antigua (1)

El próximo 10 de enero, Xavi Hernández, Lionel Messi o Andrés Iniesta, recibirán el primer galardón con ese nombre, después de la unión de los premios que entregaba la FIFA y la revista francesa France Football por separado al mejor jugador del año. De ahora en más, las figuras [...]
Xavi Hernández

Foto: AP

Xavi Hernández

En el pasado Mundial de Sudáfrica, la Federación Internacional de Fútbol Asociado y los dueños de la revista francesa France Football, llegaron a un acuerdo que buscaron por años: fusionar los premios que entregaban cada diciembre al mejor jugador del mundo, el FIFA World Player y el Balón de Oro, respectivamente.

Con esto, el 10 de enero del 2011, en una ceremonia que se celebrará en Zürich, Xavi Hernández, Andrés Iniesta o Lionel Messi, será el primero en recibir el FIFA Balón de Oro, dejando atrás dos historias que, cada una por su carril, dejó estela en el mundo del fútbol.

Muchas veces coincidieron, pero cuando eso no sucedió, las críticas a uno u otro no se hicieron esperar, sobre todo desde la revista, por considerar que su premio, por los criterios de elección y por la antigüedad que tenía –fue creado en 1956- era el más representativo de los principales protagonistas del fútbol.

El Balón de Oro sólo para europeos

En 1956, entre Copas del Mundo, France Football decidió premiar al mejor jugador del mundo, aunque con una visión bien particular del planeta: sólo serían considerados los europeos que jugaran en el Viejo Continente.

Claro, eran tiempos donde las comunicaciones no eran las mismas y en las que aún no existía la diferencia económica entre Latinoamérica y Europa. Eso explica, por ejemplo, por qué jugadores como Pelé, Garrincha, Elías Figueroa, Rivelinho, Teófilo Cubillas, Mario Kempes, Diego Maradona, Romario y muchos otros que destacaron en Mundiales, nunca fueron considerados para ganar el galardón.

Lionel Messi

Foto: Reuters

Lionel Messi

Hay dos excepciones que ganaron siendo Sudamericanos. Alfredo Distéfano –argentino nacionalizado español- y Enrique Omar Sívori, también argentino pero que defendió como italiano a la ‘Azzurra’.

Recién en 1995 se cambiaron las reglas, permitiendo que un futbolista no europeo fuera nominado, siempre y cuando jugara en un equipo del continente. De esta forma, ese mismo año, George Weah, delantero de Liberia y que brillaba en el AC Milan, ganó el trofeo.

A partir de ahí, Brasil se adueñó del Balón de Oro, ganándolo en cinco oportunidades con Ronaldo (1997 y 2002), Rivaldo (1999), Ronaldinho (2005) y Kaká (2007). Ellos, más Lionel Messi el 2009 y el mencionado Weah, son los únicos no europeos que ganaron el trofeo.

El 2007 hubo una nueva apertura a futbolistas que no actuaran necesariamente en Europa, pero hasta ahora, ninguno de los finalistas en las ediciones 2007, 2008 y 2009, han venido de algún club de América, África, Asia u Oceanía.

Alemania, Holanda y Francia, los mejores

En sus 54 años de vida, el Balón de Oro tiene dos países que son dueños claros. Pese a que el primer ganador fue el veterano inglés Stanley Matthews  (41 años), Alemania y Holanda se llevaron a la mayoría de los ganadores, con siete vencedores cada uno.

Gerd Müller (1970), Franz Beckenbauer (1972 y 1976), Karl Heinz-Rummenigge (1980 y 1981), Lothar Matthäus (1990) y Matthias Sammer (1996), se llevaron el trofeo para los germanos, mientras que para los holandeses ganaron Johan Cryuff (197, 1973 y 1974), Ruud Gullit (1987) y Marco Van Basten (198, 1989 y 1992).

Andrés Iniesta

Foto: EFE

Andrés Iniesta

¿La gran diferencia entre ambos países? Alemania suma tres Copas del Mundo y Holanda ninguna; ¿La gran similitud en este premio? Los germanos fueron dueños de los tres finalistas en 1972 (Beckenbauer, Müller y Netzer) y 1981 (Rummenigge, Breitner y Schuster), mientras que los ‘tulipanes’ lograron lo mismo en 1988 (Van Basten, Gullit y Rijkaard), mismo año que ganaron la Eurocopa.

Pese a estos contundentes números hasta la década de los noventa, hace rato que ninguno de los dos instala un jugador entre los mejores del mundo. De hecho, Oliver Kahn fue el último alemán en subirse al podio (tercero el 2002) y Dennis Bergkamp el último holandés en aparecer entre los destacados, con el segundo lugar en 1993 cuando jugaba en el Inter de Milán.

El tercer lugar en el conteo es Francia, con seis condecoraciones. Claro que un jugador monopoliza el premio en los galos: Michel Platini ganó el premio tres veces y fue el único que logró ganarlo en forma consecutiva (1983, 1984 y 1985), todas cuando defendía la camiseta de Juventus. A él se suman Raymond Kopa (1958), Jean-Pierre Papin (1991) y Zinedine Zidane (1998) que, increíblemente, sólo lo obtuvo una vez, aunque tendría su revancha en el FIFA World Player, que revisaremos en la segunda parte.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X