Juan Hohberg: La historia del uruguayo que anotó un gol, celebró, murió y revivió en la cancha

La insólita historia tuvo lugar en el compromiso que disputaron Uruguay y Hungría en el Mundial realizado por Suiza en el año 1954.

Guía de: Fútbol Internacional

Un gol es una instancia especial y única para el deportista que logra llegar a él. Ahora, hubo un día en que una anotación llegó a ser tan peligrosa que el protagonista de la jugada literalmente murió por culpa de su celebración.

La historia que tiene como protagonista a Juan Hohberg, quien anotó un gol, lo celebró, murió y revivió dentro de un campo de juego.

Foto: Internet

El compromiso tuvo lugar en la ciudad de Lausana, fue allí donde 11 uruguayos salieron al terreno de juego con la misión de ganar a los húngaros para seguir en carrera en la Copa del Mundo.

La historia cuenta que el cielo estaba oscuro, la lluvia se hizo presente y mojó a cerca de 100 fanáticos charrúas quienes vieron cómo su selección estuvo abajo en el marcador hasta que Juan Hohberg se convirtió en el héroe de la jornada al empatar el tablero.

Horberg corrió con el alma a celebrar su gol, sus compañeros lo pillaron en la carrera, lo tumbaron y se lanzaron sobre él para hacer el tradicional “montoncito”. Tras unos segundos, todos los uruguayos se levantaron, menos Juan, quien permaneció tendido en el pasto sin señales de vida.

Sus compañeros al darse cuenta intentaron reanimar a Hohberg, pero durante 15 segundos la muerte estuvo presente en Lausana e impactó a todo e estadio.

Sin embargo, el espíritu de Juan Hohberg pudo más y luego de dejar gélidos a miles de hinchas, el uruguayo volvió a la vida para seguir luchando por su país.

Finalmente, el particular esfuerzo de Hohberg quedó como un hito del fútbol mundial, no así el resultado de su selección la que terminó cayendo ante los húngaros en el que fue un partido, sin duda alguna, extraño.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X