Suazo: Su historia de amor y odio con Monterrey

'Chupete' está en pie de guerra con su club. Quiere estar cerca de Chile por la enfermedad de su madre y pese a tener ofertas, el cuadro regiomontano no está dispuesto a dejarlo partir así como así.

Desde antes que fichara, la relación entre Humberto Suazo y Monterrey fue como un amor tormentoso. Miguel Herrera, por ese entonces técnico de ‘La Pandilla’, viajó a Chile junto a la directiva para convencer a ‘Chupete’. El delantero aceptó, pero no fue fácil. Nunca lo ha sido y en el casi seguro final de la relación, parece que tampoco lo será.

‘Rayados’ pagó a mediados del 2007 casi cinco millones y medio de dólares a Colo Colo por Suazo, que llegó a Nueva León como la contratación más cara en la historia del club. Sin embargo ‘Chupete’ no pudo acostumbrarse de inmediato y eso no sólo perjudicó su juego, también la relación con sus compañeros y el cuerpo técnico.

Humberto Suazo

Foto: El Mercurio

Suazo tuvo una difícil llegada a Monterrey.

No tenía buena comunicación, se peleó en una práctica, la prensa no entendía su contratación y para peor recibió las críticas públicas de Herrera, el mismo que había viajado a Chile especialmente para ficharlo. Sería lo último eso sí del DT en Monterrey, porque la directiva decidió cesarlo debido al mal rendimiento del equipo.

‘Chupete’ empezaría a pavimentar su etapa más gloriosa en ‘La Pandilla’ el 2008. Ya con Victor Manuel Vucetich en la banca -entrenador que siempre ha respaldado a Suazo y que aún se mantiene al mando-, Suazo sería goleador del fútbol mexicano con 20 tantos entre Clausura y Apertura con episodios notables, como cuando marcó cuatro en un triunfo 7-2 sobre Veracruz, equipo dirigido por Miguel Herrera.

Después vendrían los títulos que dejarían al chileno en la historia grande de Monterrey. Logró al Apertura 2009 –anotó dos en la final de ida y uno en la vuelta ante Cruz Azul-, el Apertura 2010 –marcó 15 goles en ese torneo y tres en las finales- y la Copa de Campeones de la Concacaf el 2011, título del cual fue el héroe exclusivo, ya que después de empatar 2-2 en México, anotó el gol de la victoria en Estados Unidos ante el Real Salt Lake.

Entremedio de los dos trofeos nacionales, ‘Chupete’ tuvo su aventura en Zaragoza, España. Pidió irse, se peleó con los dirigentes, con los hinchas y no se incorporó a tiempo a la pretemporada. Logró su objetivo y jugó el primer semestre del 2010 en La Romareda. Volvió y pese a ser resistido al principio por los fanáticos, al final debieron rendirle pleitesía por darle el cuarto título de su historia.

Lo de ahora no parece ser un capítulo más. El final de Humberto Suazo en Monterrey se acerca y pese a lo que digan los hinchas y los directivos, los números no mienten: antes de ‘Chupete’ tenían dos estrellas locales; después del sanantonino, ‘Rayados’ luce cuatro torneos mexicanos y uno internacional. ¿Será suficiente para pagar lo invertido y para apagar la furia de los dueños del club? Sólo el tiempo lo dirá.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X