Zamorano y sus recuerdos del gol que emocionó a todo Chile y a todos los hinchas del Real Madrid

El 3 de junio está de aniversario el legendario gol del chileno al Deportivo La Coruña por la Liga, con el que le dio un título al club y se convirtió en pichichi en el año 1995.

Guía de: Fútbol Internacional

La carrera deportiva de Iván Zamorano está llena de momentos gloriosos, por ejemplo, con la selección chilena y también de manera especial con el Real Madrid, pues en el cuadro capitalino tuvo emotivas jornadas de fútbol.

De todos esos momentos, el que tuvo lugar el 3 de junio de 1995 en el Estadio Santiago Bernabeu es sin duda uno de los más importantes y así lo reconoció Zamorano a La Tercera, donde contó detalles de cómo vivió ese día.

IVAN ZAMORANO

Haciendo un recuento, ese día el Real Madrid llegaba al duelo contra el Deportivo La Coruña con la posibilidad de consagrarse campeón y cortar la hegemonía catalana del Barcelona, pero en lo personal, el chileno Zamorano también podía vivir una jornada especial, pues aspiraba a ser pichichi de la liga, el máximo goleador.

Y para bien del futbolista chileno, ese día fue de ensueño, pues el Real Madrid se coronó campeón con un gol suyo en los últimos minutos de partido y fue pichichi con 28 goles en la temporada.

“Creo que con ese gol logré entrar a todos los hogares de Chile. Con mi alegría, con mis penas, con mi historia”, señaló el hoy empresario del deporte.

“Ese año en el Real Madrid jugábamos casi todos los sábados y era justo y especial para el asadito. Chile se movilizaba con esos partidos, y eso a mí me emociona mucho, el sentir que en un momento logré llevar alegría a la gente, a todo el pueblo chileno”, recordó Zamorano agregando: “Ese remate no sé si lo hizo mi papá desde el cielo, los 14 millones de chilenos que estaban desde acá”.

Tanta emoción en Zamorano también nace porque la temporada que culminó con el título para el Real Madrid comenzó de una manera muy distinta, con el DT Jorge Valdano diciéndole al chileno que buscara un nuevo club porque él no lo tenía en sus planes.

Pero la garra de Zamorano pudo más, pues de ser el quinto extranjero del equipo, en una época donde jugaban sólo cuatro, se transformó en la estrella del equipo, a punta de esfuerzo y trabajo, uno que fue premiado con un gol al término del campeonato que según el futbolista “cambió mi destino”.

Más sobre Fútbol Internacional

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X