Inicio » Hombres »

10 tipos de hombres ebrios que están en todos los bares y fiestas: ¿Reconoces a alguno?

Una completa fauna masculina deambula en cada reunión social cuando se destapa una botella.

Guía de: Hombres

Una noche de copas tiene de todo. Anécdotas, momentos divertidos, bromas y la participación de los mejores amigos, quienes suelen acompañarse como camaradas en cada velada, dándole el sentido social y lúdico a una reunión.

Y así como hay estudios que hablan de la pertinencia de beber en grupo y otros que validan los beneficios de beber alcohol en cantidades moderadas -mientras la mayoría coinciden en los daños innegables que acarrea el consumo de alcohol- , también es posible hacer una descripción tipológica de cada persona que participa en una borrachera.

fiestero-690x395

 

Tras una breve encuesta entre hombres que disfrutan beber algo juntos, hemos determinado 10 tipos de ebrios los que es posible encontrar cuando se abre una botella y el alcohol empieza a correr por raudales.

El rico
Uno de los más queridos y respetados. El que tiene plata y voluntad para pagar el trago de sus amigos sin esperar nada a cambio. Incluso puede que no tome, pero sí le gusta embriagar a su corazón compartiendo una ronda gratis.

El protector
Es el más responsable del grupo y siempre anda preocupado de todos los amigos irresponsables, esté ebrio no. Nunca pierde el control, cuida a los más borrachos, los aconseja y se encarga de embarcar seguro a cada camarada a su apartado postal.

El galán
Así como el alcohol provoca distintos efectos, también acentúa la valentía y galantería para abordar chicas. Algunos tienen más suerte que otros para conseguir lo que quieran con el sexo opuesto, pero hay algunos que tienen el don. Un alquimista del sexo.

El ruidoso
El que siempre grita para hablar y chilla para reírse. Hace sonar todo lo que encuentra en una mesa y se preocupa de hacerles saber a todos que está muy presente y muy borracho. Tiene un amplificador integrado a su boca.

El peleador
Le gusta provocar y tener motivos para trenzarse a golpes con alguien. El fútbol, la política, la religión y hasta el precio del pan son motivos suficientes para iniciar una pelea. Y después culpa al alcohol de todas sus derrotas.

El tonto
Es el ebrio al que siempre hay que explicarle todo. Los chismes, chistes y lo que está pasando. Es distraído y torpe en las reuniones, aunque lo más probable es que, con alcohol o sin él, sea siempre igual. Tonto a tiempo completo.

El emo
El llanto y las penas se ahogan mejor con el alcohol. Y eso es una receta más efectiva que el tequila margarita. Combinar el llanto, los problemas propios y un vaso grande con cualquier cosa para beber es el mejor consuelo. Al otro día, la resaca reemplaza cualquier problema.

El sociable
Aquel tipo que es conocido en todos lados, tiene amigos por montones y es más popular que el alcalde del pueblo. Ser un ser social es un arma de doble filo, porque recibe invitaciones a tomar en cada lugar y grupo. Tiene un hígado para sacarlo de gira.

El desaparecido
En toda fiesta o en reuniones de bares siempre hay un amigo ebrio que se pierde por algún extraño motivo. En un segundo está al frente tuyo, al otro ya no lo está. Tiene distintas razones para hacer su acto de escapismo, pero casi siempre termina sano y salvo acostado en su cama. Un mago.

El loco impredecible
Es el más extraño de todos, porque es tan impredecible como el cambio climático. Tiene múltiples personalidades, pero nunca se sabe como actuará hasta que no destapa la primera botella. Es un inadaptado y loco, como un petardo al aire.

Más sobre Hombres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X